ERTE por Coronavirus: implicaciones, beneficios y consecuencias para las empresas

2020-03-30T18:46:15+00:0018/03/2020|

La pandemia por el coronavirus COVID-19 no solo ha causado una crisis sanitaria a nivel mundial, sino que también está afectando seriamente la actividad económica de muchas empresas. Por este motivo, el Gobierno de España ha implementado una serie de medidas para paliar el impacto en el sector empresarial.

En este contexto, los ERTE por coronavirus son una herramienta de gran ayuda para que las empresas puedan sobrellevar la compleja situación actual, sin tener que recurrir a despidos masivos de sus trabajadores.

ERTE por coronavirus

¿Qué implica un ERTE por Coronavirus? ¿Es lo mismo que un ERTE normal?

Los ERTE o Expedientes de Regulación Temporal de Empleo son un mecanismo previsto por la ley, al que las empresas de cualquier tamaño pueden acogerse en aquellos momentos en los que atraviesan problemas de índole financiero, organizativo, técnico, de producción, o bien, como en este caso, por situaciones de fuerza mayor.

En este supuesto, se pueden suspender temporalmente los contratos de trabajo o reducir la jornada laboral de parte de la plantilla.

En los ERTE motivados por la crisis del coronavirus, las empresas pueden alegar que toman esta medida por razones de fuerza mayor. La caída de las ventas, la falta de material, o un alto absentismo laboral a causa de las medidas llevadas a cabo por el Gobierno, son algunos de los motivos para justificar este ERTE temporal.


Te interesa: 

¿Cómo afecta el absentismo laboral a tu empresa y qué consecuencias conlleva?


Principales beneficios de implementar un ERTE por COVID-19

Además de la celeridad con la que puede ser implementado, en un momento en el que el nivel de ingresos está cayendo en picado; acogerse a un ERTE por la crisis del Coronavirus puede tener una serie de ventajas:

1. Reducción de gastos en salarios

La principal utilidad para el empresario es el ahorro en el coste que suponen los trabajadores, durante el periodo de incertidumbre.

En el caso de una reducción de jornada, el salario disminuye en proporción a la reducción de horas trabajadas.

Si el ERTE por Coronavirus contempla una suspensión, se descontarán los días no trabajados, y no se devengarán las pagas extras ni las vacaciones.

2. Suspensión de pagos a la Seguridad Social

La medida también contempla que las empresas quedan exentas del pago a la cotización de la Seguridad Social de sus trabajadores durante el tiempo que dure el Estado de Alarma en el que nos encontramos.

Sin embargo, hay ciertos matices: el Estado se hará cargo del 100% de las cuotas en organizaciones de menos de 50 empleados, mientras que aquellas con 50 trabajadores o más, deberán cubrir el 75%.

3. Evitar la dispersión de la plantilla

Los trabajadores incluidos en el ERTE pueden solicitar la prestación por desempleo, aunque no tengan el mínimo cotizado; sin derecho a solicitar una indemnización.

Esta medida es temporal, y por tanto, una vez superada la crisis por coronavirus, los trabajadores podrán volver a ocupar su puesto de trabajo con normalidad.

Esto, ayuda a evitar que una plantilla bien asentada y con trabajadores valiosos, quiera buscar otro empleo al finalizar esta coyuntura.

ERTE por coronavirus

ERTE ¿qué requisitos deben cumplir las empresas?

Si bien los trámites se han agilizado, aún existen una serie de pasos que la empresa debe llevar a cabo ante las Consejerías de Trabajo de cada Comunidad Autónoma.

> Analizar las causas que justifican el ERTE

Para que las autoridades laborales autoricen el ERTE por fuerza mayor, hay que tener muy claros los argumentos que así lo justifican. Es necesario probar ante los organismos oficiales que NO existe posibilidad de teletrabajo o que esta modalidad no se adecúa a las necesidades de producción de la compañía.

Si tienes dudas sobre este tipo de medidas, puedes contactar con nuestros expertos en asesoría laboral y jurídica, para que puedan guiarte en el proceso.

> Cumplir las obligaciones de la empresa con los trabajadores

Antes de comenzar a tomar medidas, se debe notificar la decisión del ERTE tanto a los trabajadores como a los representantes sindicales en el caso de que los haya. 

Asimismo, es necesario facilitar con prontitud los datos de los empleados afectados por esta medida, para que las autoridades competentes puedan tramitar el pago de su prestación de forma telemática.

Finalmente, las empresas que se acojan al ERTE por coronavirus, deben saber no podrán despedir al trabajador que se haya visto afectado por la medida, en los primeros 6 meses tras la reanudación de la actividad de la empresa.

> Presentar la documentación requerida

Para poder acogerte al ERTE por coronavirus, deberás confeccionar y presentar una memoria ante las autoridades laborales de tu comunidad autónoma. Este documento debe incluir información de tu empresa y las razones por las que se solicita.

También deberás aportar certificados que prueben el cierre del negocio o el paro de la producción.

> Esperar la resolución de la solicitud

Tras la presentación de los formularios para el ERTE por Coronavirus, las solicitudes siguen su camino ante la autoridad competente. En este caso, deberás esperar una decisión, que no debería tardar más de 5 días (según aseguraron desde los organismos oficiales).

En circunstancias normales, una falta de respuesta en el plazo establecido se entendería como una respuesta afirmativa. Sin embargo, ante la gran cantidad de peticiones que se esperan, este periodo podría extenderse.

ERTE por coronavirus

¿Cuánto tiempo puede prolongarse este ERTE por Coronavirus?

La duración máxima de esta medida no está estipulada en la ley. En ocasiones normales la extensión en el tiempo del ERTE se acuerda durante la negociación con los trabajadores o sus representantes sindicales, o con las Consejerías de Empleo. Sin embargo, ante lo extraordinario de la situación actual todo indica que las suspensiones se extenderán hasta que pase la peor parte de la pandemia.

Como aspecto positivo, las empresas pueden aprovechar este periodo para acelerar la implementación del teletrabajo o llevar a cabo la transformación digital de la empresa, dos medidas que sin duda, ayudarán a retomar la senda del crecimiento cuando todo vuelva a la normalidad.


Si tienes cualquier duda o necesitas cualquier aclaración sobre las actuaciones respecto a los Expedientes de Regulación de Empleo (ERTE), en consecuencia del coronavirus; puedes ponerte en contacto con cualquiera de nuestros asesores para que podamos ayudarte.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies