Consejos para componer la jerarquía de una empresa y favorecer su crecimiento

2019-08-07T14:54:24+00:0029/07/2019|

Consejos para componer la jerarquía de tu empresa

Tradicionalmente la jerarquía de una empresa se definía en base a los roles de jefes y empleados, pero con el paso del tiempo el modelo de jerarquía empresarial ha evolucionado enormemente, adaptándose a las necesidades de la sociedad actual.

A través de una buena estructura jerárquica podemos conseguir una mejor organización y coordinación en la empresa, favoreciendo que cada empleado trabaje en la misma dirección para alcanzar un objetivo común, teniendo claras las funciones.

Dicho esto, aunque existen diferentes alternativas, a continuación te damos una serie de consejos para componer la jerarquía de una empresa favoreciendo su crecimiento, repasando los principales niveles jerárquicos que existen en una organización.


Te interesa:

¿Qué es el Team Building y por qué forja equipos más productivos?


¿Qué es la estructura jerárquica de una empresa?

Consejos para componer la jerarquía de tu empresa

Al hablar de estructura jerárquica de una empresa, nos referimos al modo en el que se organiza y coordina una organización. Ésta estructura variará en función de la actividad que se desempeñe, el número de empleados, el mercado en el que se mueve, el público objetivo,…etc.

Por lo general, la jerarquía de una empresa sigue una estructura piramidal, en la que se define la cadena de mando de la organización, desde lo más alto a lo más bajo.

La estructura jerárquica de la empresa servirá de guía para cada uno de los miembros que conforme la plantilla, mejorando la comunicación entre las diferentes áreas y permitiendo establecer de manera adecuada los niveles de responsabilidad.

Jerarquía de una empresa: posiciones que deben quedar perfectamente definidas

En una empresa nos encontramos con diferentes posiciones jerárquicas que deben estar perfectamente definidas:

1 – Director ejecutivo o CEO

Siguiendo el modelo de estructura piramidal, la figura del director ejecutivo o CEO de la empresa debe estar en lo más alto de la pirámide, ya que es quien tendrá una mayor autoridad sobre la empresa, cumpliendo con la función de administrarla correctamente para conseguir alcanzar los objetivos marcados.

El puesto más elevado de la jerarquía de una empresa está reservado a la persona de máximo liderazgo.

2 – Presidente y vicepresidente

En segundo lugar debería aparecer el presidente, que es la segunda persona de máxima autoridad en la empresa, y se encargará de mantener la dirección general, además de establecer los objetivos y estrategias generales de la empresa, actuando como representante. Es importante no confundir la figura del presidente con la del CEO o director ejecutivo.

Junto al presidente o un escalón por debajo está el vicepresidente, que puede ser más de uno, y cuya principal función es dar apoyo y asesorar al presidente, llegando incluso a asumir sus funciones si fuera necesario.

3 – Directores de departamento

El tercer puesto de la jerarquía de una empresa deberían ocuparlo los directores de departamento, que son los encargados de coordinar las diferentes áreas de una organización, dirigiendo y elaborando las estrategias de actuación que deberá seguir la empresa, actuando como máximos responsables de cada área de gestión.


Te interesa:

Consejos para hacer un estudio de viabilidad y comprobar si una idea de negocio es factible.


4 – Gerentes

Los gerentes aparecen en cuarto lugar de la jerarquía de una empresa, siendo los puestos intermedios más importantes dentro de una empresa u organización.

La función de un gerente es dirigir y coordinar a los trabajadores de una sección concreta, siguiendo las directrices marcadas por los superiores, en este caso el Director del Departamento correspondiente. Tienen potestad para tomar decisiones a nivel técnico y organizativo.

5 – Supervisores

El puesto de supervisor entra dentro del nivel operacional de la empresa, ya que se dedica a gestionar la actividad realizada por los trabajadores, comprobando y supervisando que se están cumpliendo con los cometidos.

Los supervisores contribuyen enormemente a que la actividad de la empresa se lleve a cabo de manera correcta, atendiendo a las necesidades de los empleados.

6 – Empleados

En último lugar de la estructura jerárquica, aunque no menos importante, aparecen los empleados, cuya función es fundamental para los buenos resultados de la empresa, así como para conseguir los objetivos planteados.

Los empleados forman el seno principal de la empresa, encargándose de llevar a cabo las tareas designadas por los puestos superiores. Es la posición jerárquica más habitual.

 

Conclusión

La estructura jerárquica de una empresa sirve para identificar la posición y la función que desempeña cada persona dentro de una organización, siendo clave para mejorar la coordinación y la comunicación dentro de la propia empresa, así como para que cada empleado tenga clara cuál es su función concreta.

Con la buena jerarquía de una empresa las responsabilidades quedan mucho más claras, mientras que el proceso de toma de decisiones es mucho más sencillo y eficaz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies