¿Cómo afecta el absentismo laboral a tu empresa y qué consecuencias conlleva?

2019-10-22T16:28:43+00:0020/09/2019|

Absentismo laboral

Uno de los principales problemas con el que tienen que lidiar las empresas en su día a día es el absentismo laboral. Cada vez más común, afecta por igual tanto a empresas públicas como privadas, independientemente de su tamaño y del sector al que pertenezcan.

Consiste en el abandono o ausencia del puesto de trabajo por parte de un empleado, y por tanto, también de sus deberes laborales y obligaciones, lo que significa un incumplimiento de contrato.


Te interesa:

Causas de despido justificado por las que tu empresa puede finalizar la relación con un trabajador.


¿Qué es el absentismo laboral?

Como hemos comentado, el absentismo o ausentismo laboral es la ausencia o abandono, justificado o no, del puesto de trabajo por parte de un empleado. Una circunstancia que ha dejado de ser algo excepcional, para convertirse en una situación cada vez más habitual en el mundo laboral.

Conocido como “el síndrome de la silla vacía”, se ha convertido en una de las principales preocupaciones de las empresas, ya que afecta a la productividad y también al apartado económico, provocando además todo tipo de problemas en la organización.

Además, puede traer graves consecuencias para los trabajadores, quienes pueden ser sancionados cuando las ausencias se dan en reiteradas ocasiones, sin ningún tipo de justificación.

También hay que destacar que existen diferentes tipos de absentismo laboral, ya que no todas las ausencias al puesto de trabajo son iguales, y en función de la naturaleza y causas de cada una, pueden clasificarse de diferente manera:

Tipos de absentismo laboral

  • Absentismo laboral justificado:

Aquí se agrupan todas las faltas al trabajo por motivos justificados, como una baja médica, un periodo vacacional o el fallecimiento de un familiar, entre otras. En estas situaciones el trabajador debe avisar previamente a la empresa de su ausencia y justificarla.

  • Absentismo laboral injustificado:

El absentismo laboral injustificado se da cuando el trabajador se ausenta de su puesto de trabajo sin motivo alguno. Se incumplen las obligaciones del empleado, y por tanto puede ser motivo de despido procedente, siendo la ausencia más perjudicial para las empresas, ya que altera por completo la organización y reduce la productividad.

  • Absentismo laboral presencial:

El absentismo laboral también se puede dar aunque el trabajador acuda a su puesto de trabajo. Esto es así cuando el individuo acude a su puesto, pero no cumple con sus obligaciones y tareas, ya que invierte su tiempo en otras ajenas a la empresa, como visitar las redes sociales, comprar billetes de avión o hablar por teléfono.


Te interesa:

¿Puedes realizar un descuento por falta injustificada en la nómina de tu trabajador?


Principales problemas del absentismo laboral para las empresas

Absentismo laboral en mi empresa

El absentismo laboral genera una serie de problemas en el seno de las empresas, afectando directamente a la economía, productividad y organización, ya que incrementa los costos de personal, aumenta la carga de trabajo y altera la organización, desfavoreciendo el buen clima laboral.

La tasa de absentismo laboral en España se encuentra en el 4,5%.

Afecta todavía más a aquellas empresas que llevan a cabo una actividad productiva, en las que la presencia del trabajador es imprescindible, ya que su ausencia provocaría fallos directos en el servicio. En este caso, la ausencia tiene que reemplazarse con otro trabajador de la plantilla, lo que supondría una reducción de la productividad, o contratando un empleado de manera puntual, que generaría unos gastos adicionales para el empresario.

Cada año en España, el absentismo laboral supone para las empresas un coste de más de 4.500 millones de euros, que es todavía superior para la Seguridad Social.

¿Cómo evitar el absentismo laboral?

Esta situación ha llevado a las empresas a buscar todo tipo de medidas para poner solución al absentismo laboral, como la utilización de sistemas de control de presencia o una mayor flexibilidad horaria.

Aun así, hay que dejar claro que para poner fin al absentismo laboral debe existir un compromiso claro por parte del empleado. Y aún así, hay que tener en cuenta que nadie está exento de ponerse enfermo de vez en cuando.

Para evitar esta situación, reducir la carga de trabajo e implantar horarios flexibles que favorezcan la conciliación familiar son dos de las mejores medidas por parte de las empresas.

Asimismo, tratar de conseguir un buen ambiente laboral en la empresa es fundamental, ya que cuanto más a gusto esté el trabajador y se sienta más integrado, las posibilidades de que abandone su puesto de trabajo o reduzca su productividad serán mucho menores.

 

Conclusión

El absentismo laboral es una situación cada vez más habitual en el mundo empresarial, que trae una serie de consecuencias negativas que afectan directamente a la economía, productividad y organización de una empresa.

Para evitar estas consecuencias, que pueden llegar incluso a poner en riesgo la viabilidad de la empresa, es necesario tomar medidas para que los trabajadores se sientan identificados con la empresa y tengan facilidades para conciliar la vida familiar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies