Sanciones y consecuencias de trabajar SIN contrato (para empresario y empleado)

2018-08-30T11:51:58+00:0024/11/2017|

El trabajador es un importante activo para la empresa, pero también es una fuente de gastos, ya que, además de abonar su salario, debe pagar mensualmente las correspondientes cuotas a la Seguridad Social.

Ésta situación ha dado lugar a que algunas entidades opten por una vía no legal y propongan a sus empleados trabajar sin contrato.

Consecuencias de trabajar sin contrato

La existencia de una relación laboral sin mediar un contrato es una irregularidad que tiene efectos negativos, tanto para el empresario, como para el trabajador.

Problemas para el empleado

  • En el caso del empleado, la primera de las consecuencias negativas es que no está dado de alta en la Seguridad Social. Esto implica que el tiempo que está dedicando a trabajar, no está computando a efectos de cotización; lo que afectará en un futuro tanto a su prestación por desempleo como a su pensión de jubilación.
  • En el caso de un despido improcedenteel trabajador no tiene derecho a ningún tipo de indemnización.Y se verá desprotegido en caso de que el empresario deje de abonar el salario pactado puesto que en este caso, antes de reclamar lo que se le debe, deberá iniciar acciones para que se reconozca que existía una relación laboral.
  • Una de las consecuencias más graves de trabajar sin contrato es que, en caso de accidente laboral o enfermedad profesional,el empleado no podrá percibir la indemnización que le corresponde, y el empresario no estará obligado a hacerse cargo de su salario durante los días de baja. Es decir, no recibirá compensación alguna por el daño sufrido, y además dejará de percibir su salario.

Al margen de estas circunstancias, el trabajador que está desarrollando su labor profesional sin contrato, puede ser obligado a devolver las cantidades cobradas en concepto de prestación por desempleo mientras estaba trabajando, puede perder el derecho a futuras prestaciones e incluso, puede ser sancionado con una multa por trabajar sin contrato.

Trabajo sin contrato tras acuerdo entre empleado y empresario

En aquellos casos en los que el contrato no se celebra por un acuerdo entre trabajador y empresario, a fin de que el primero siga cobrando la prestación por desempleo, se trata de un fraude a la Seguridad Social, tipificado en el Código Penal, y sancionable con una pena de prisión de entre 6 meses a 3 años para cada una de las partes implicadas.

¿Se puede denunciar por trabajar sin contrato?

Tanto el empleado que está trabajando sin contrato, como cualquier otra persona que conozca la situación, deben poner este hecho en conocimiento de la Inspección de Trabajo. Dicha denuncia puede hacerse online e incluso de forma anónima.

Una vez denunciada la situación, se llevará a cabo una investigación para aclarar lo ocurrido. Si se estima que existe una relación laboral, se entenderá que el empleado tiene un contrato indefinido y a jornada completa.

Se procederá a hacer su alta de oficio en la Seguridad Social y el empresario deberá pagar todas las cuotas adeudadas

En algunos casos el trabajador decide denunciar la situación cuando se queda sin trabajo, a fin de tener derecho a percibir una prestación por desempleo. En este caso, debe acudir directamente a la vía judicial, presentar una demanda y aportar las pruebas que acrediten que existía una relación laboral.

En estos casos, la carga de la prueba recae sobre el empresario, de modo que es la empresa la que debe aportar pruebas que demuestran que el demandante no trabajaba allí.

Multas por trabajar sin contrato para un empresario

trabajo-en-negro-consecuencias

El hecho de tener a los trabajadores sin el correspondiente contrato de trabajo también tiene consecuencias para el empleador, si la situación es descubierta.

En estos casos, se está vulnerando el derecho del trabajador a estar dado de alta y cotizando en la Seguridad Social, lo que implica la comisión de una falta grave que se sanciona con una multa de entre 3.126 y 10.000 €

Además, el empresario tendrá que abonar todas las cuotas impagadas a la Seguridad Social por el tiempo que el empleado ha estado sin contrato. El alta de oficio se efectúa desde la fecha estimada de comienzo de la relación laboral por la Administración, así que puede ocurrir que el empresario acabe pagando cuotas de más.

Otra de las consecuencias de cometer una ilegalidad de este tipo es, que la empresa pierde todas aquellas ayudas públicas que tenga concedidas y la posibilidad de acceder a bonificaciones hasta que no hayan pasado dos años desde que se detectó la infracción.

Seguir la legalidad es siempre lo más rentable

Hay motivos muy diferentes para que trabajadores y empleadores decidan iniciar una relación laboral sin contrato, pero las graves consecuencias que tiene una situación de este tipo para ambas partes, hacen que al final lo más adecuado sea ajustarse a la legalidad.

Con un contrato de trabajo, tanto el empleado como el empresario pueden conocer a la perfección sus derechos y obligaciones con respecto a la otra parte, y quedan libres de importantes e innecesarios riesgos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies