El trabajador es un importante activo para la empresa, pero también una fuente de gastos, ya que, además de abonar su salario, debe pagar mensualmente las correspondientes cuotas a la Seguridad Social, siendo las cargas salariales muy altas y esto provoca tomar decisiones no acertadas.

Trabajar sin firmar contrato es un delito en España

Trabajar sin formalizar un contrato laboral es un delito en España y, desgraciadamente, se está volviendo una situación cada vez más habitual en los últimos años, debido a las dificultades económicas que están atravesando miles de empresas en nuestro país.

Así está recogido en el artículo 311 del Código Penal y en el Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto, que establece que “son infracciones laborales las acciones u omisiones de los empresarios contrarias a las normas legales, reglamentarias y cláusulas normativas de los convenios colectivos en materia de relaciones laborales, tanto individuales como colectivas”.

El problema es que la mayoría de estas empresas no son conscientes de las consecuencias de trabajar sin contrato, o simplemente creen que no van a tener la mala suerte de recibir una inspección de trabajo, estando plenamente convencidos de que no les va a pasar nada.

Asimismo, también son muchos los trabajadores que solicitan trabajar sin contrato por diferentes cuestiones, creyendo que la responsabilidad recae sobre la empresa. Lo que no saben es que también hay consecuencias para el trabajador al trabajar sin contrato laboral.

En ambos casos, la multa por trabajar sin contrato no es precisamente desdeñable, y los casos más graves incluso estarían penados con hasta 3 años de prisión. Por tanto, el ahorro sale caro.

Por esta razón, en AYCE repasamos las principales consecuencias y sanciones de trabajar sin contrato, tanto para la empresa como para el trabajador. De modo que si tienes algún trabajador sin contrato o habías valorado esta posibilidad, presta atención y toma nota.

 

Consecuencias para la empresa de trabajar sin contrato

El empresario / autónomo que contrate a un trabajador sin el correspondiente contrato de trabajo, podrá enfrentarse a una multa por trabajar sin contrato de 3.126 a 10.000 euros.

Al tener trabajadores sin contrato se está vulnerando el derecho del trabajador a estar dado de alta y cotizando en la Seguridad Social, lo que implica la comisión de una falta grave que se sanciona con una multa de entre 3.126 y 10.000 €.

Y la sanción por trabajar sin contrato no acaba aquí, sino que, además, el empresario deberá abonar todas las cuotas impagadas a la Seguridad Social por el tiempo que el empleado ha estado sin contrato más recargos correspondientes.

A esto hay que sumarle que la empresa perdería todas aquellas ayudas públicas que tenga concedidas, así como la posibilidad de acceder a bonificaciones hasta que no hayan pasado dos años desde que se cometió la infracción.

 

Consecuencias para el trabajador de trabajar sin contrato

Centrándonos en las consecuencias para el trabajador de trabajar sin contrato, la primera y más importante es que no estará dado de alta en la Seguridad Social, con todo lo que ello implica.

Consecuencias de no estar dado de alta en la Seguridad Social para el trabajador:

  • El tiempo trabajado no computará a efectos de cotización, lo que en el futuro afectará tanto a su prestación por desempleo, como a su pensión de jubilación.
  • En el caso de un despido improcedenteel trabajador no tiene derecho a ningún tipo de indemnización. Además, se verá desprotegido en caso de que el empresario deje de abonar el salario pactado, puesto que en este caso, antes de reclamar lo que se le debe, deberá iniciar acciones para que se reconozca que existía una relación laboral.
  • Una de las consecuencias más graves de trabajar sin contrato es que, en caso de accidente laboral o enfermedad profesional, el empleado no podrá percibir la indemnización que le corresponde. Además, el empresario no estará obligado a hacerse cargo de su salario durante los días de baja. Es decir, no recibirá compensación alguna por el daño sufrido, y además dejará de percibir su salario.

Y, en el caso de trabajar sin contrato y cobrando la prestación por desempleo, el trabajador debería devolver todas las cantidades percibidas, además de perder el derecho a futuras prestaciones y ser sancionado con una multa por trabajar sin contrato.

Seguir la legalidad es siempre lo más rentable. Les recomendamos que toda empresa disponga de un asesor laboral para cumplir con toda la normativa actual de contratación de empleados.

Contacta con un asesor laboral de Ayce