Guía esencial sobre facturas rectificativas: Descubre cuándo y cómo se aplican

2018-08-30T11:51:41+00:0027/08/2018|

Facturas rectificativas

Todo empresario debe saber qué son y cómo funcionan las facturas rectificativas. Cuando se comete un error a la hora de expedir una factura, lo correcto es emitir una factura de rectificación.

Es obligatorio emitir estas facturas cuando la original fuera incorrecta. Esta situación se produce cuando el empresario olvidó aportar cierta información o cumplimentó erróneamente datos fiscales o de obligado cumplimiento.

Además, cuando el empresario se equivoque en la factura emitida, podrá publicar este tipo de facturas de rectificación.

De hecho, es habitual que se empleen tras la devolución de productos. En este caso se permite que se rectifique el importe de la factura durante los cuatro ejercicios siguientes al devengo de los correspondientes tributos.

Hay que tener en cuenta que las facturas deben emitirse correlativamente, circunstancia cuya consecuencia es la corrección de las facturas erróneas.

Cómo emitir una factura de rectificación

La rectificación se realizará mediante la emisión de una nueva factura. Se podrá efectuar la rectificación de varias facturas en un único documento de rectificación, siempre que se identifiquen todas las facturas rectificadas.

Cuando la modificación de la base imposible tenga su origen en la concesión de descuentos o bonificaciones por volumen de operaciones, así como en los demás casos en que así se autorice por el Departamento de Gestión Tributaria de la Agencia Estatatal de Administración Tributaria; no será necesaria la identificaicíon de las facturas, bastando la determinacnión del período al que referieren.

Datos a consignar en la factura rectificativa

Al someterse a esta modalidad, el empresario debe indicar toda la información necesaria para determinar la cuota tributaria real:

  • Motivo de la rectificación.
  • Cuantía de la contraprestación.
  • Identificación de las operaciones.
  • Determinación del tipo impositivo.
  • Cuota tributaria resultante, expresando la repercutida y la rectificación a realizar.
  • Debe advertirse claramente que se trata de una factura rectificativa.

Proceso de emisión de la factura rectificativa

emitir-factura-de-rectificacion

Las facturas de rectificación deben emitirse tan pronto como el obligado a expedirla tenga constancia de las circunstancias que obligan a su expedición, siempre que no hubiesen transcurrido 4 años a partir del momento en que se devengó el impuesto.

Al elaborarse la factura rectificativa, se extenderá al cliente y se notificará a la AEAT, para que sepan que se ha modificado la base imponible aplicada en una operación. De este modo, podrá anularse el impuesto incorrectamente repercutido y corregirse.

Casos en que procede corregir una factura

Con las pinceladas dibujadas, es fácil que un emprendedor identifique situaciones en las que debe emitir facturas rectificativas.

Estos son los principales supuestos:

Determinación de cuotas tributarias

Al emitir una factura, el empresario puede equivocarse en el cálculo del IVA o del IRPF. En ambos casos, puede enfrentarse a sanciones tributarias si no lo soluciona, por lo que debería detectar el error y subsanarlo.

Este es el caso más común de rectificación, y el único supuesto en que resulta obligatorio corregir una factura.

Falta de cobro

En muchas ocasiones, un empresario factura un servicio y posteriormente no logra cobrarlo. Es el caso de la insolvencia sobrevenida del acreedor que se ha sugerido antes. Pero también puede pasar que el cliente devuelva el producto o que negocie un descuento.

En todos estos casos, el empresario deberá corregir su factura si quiere recuperar el IVA que ha ingresado en Hacienda y que no podrá repercutir.

Cobros superiores

También puede pasar que un empresario facture determinados servicios y termine prestando más o que se alargue su trabajo. Otra opción es que ofreciera una oferta condicional y, tras facturar el precio rebajado, el cliente incumpla las condiciones, encareciéndose por tanto el servicio ya facturado.

Aunque en estas ocasiones pueden emitirse facturas complementarias, lo cierto es que la mejor práctica es emitir facturas rectificativas, a fin de mantener una contabilidad y fiscalidad ordenadas y saneadas.

 

Conclusión

Es importante para todo profesional y empresario saber cómo corregir una factura. A fin de cuentas, es una operativa muy corriente.

Por eso, no deberían temer a la hora de realizar estas modificaciones. En caso de querer ahorrarse problemas, lo mejor es contratar una consultoría contable como AYCE Laborytax, que podrá ayudar con la emisión de facturas rectificativas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies