¿Cuándo prescriben las deudas con Hacienda?

2018-11-06T16:30:30+00:0004/04/2018|

deudas con Hacienda

Si eres empresario o asalariado, tienes una serie de obligaciones con Hacienda que debes cumplir aunque, en ocasiones y por circunstancias ajenas a tu voluntad, esto no sea posible.

En el artículo de hoy te informamos al detalle de cuándo prescriben las deudas con Hacienda, además de dar a conocer los derechos y acciones que puedes poner en marcha para solventar esta situación. ¡Permanece atento!

¿Cuál es el plazo de prescripción de las deudas con Hacienda?

Si te encuentras en la situación de no poder pagare, es importante saber cuándo prescriben las deudas con Hacienda.

Para ello, debemos recurrir a la Ley 42/2015, de 5 de octubre de Enjuiciamiento Civil que indica que las deudas con Hacienda prescriben a los 4 años contados desde el día siguiente en el que finaliza el plazo reglamentario para presentar la declaración o autoliquidación.

Para que la deuda que tengas con Hacienda prescriba, el acreedor – en este caso Hacienda – no debe haber ejercido ninguna acción judicial o extrajudicial reclamando la deuda, el deudor (obligado a pagar) no debe haber reconocido de manera expresa ni tácita la deuda.

También se interrumpe el plazo en el que prescriben las deudas con Hacienda si se produce la declaración de un concurso de acreedores.

Por lo tanto, si Hacienda te envía requerimientos e insiste en reclamarte la deuda pendiente, no prescriben las deudas con Hacienda y no podrás evitar tener que pagar la deuda que tienes.

Derechos y acciones que prescriben cuando tienes deudas con Hacienda

Para que realmente entiendas qué es la prescripción, debemos definir claramente a qué nos estamos refiriendo.

El concepto «prescripción» indica que Hacienda no podrá presentarnos una declaración paralela ni exigir el pago del impuesto, o ponernos una multa por incumplir con nuestras obligaciones tributarias.

Las principales deudas que podemos tener con Hacienda son, en el caso de personas físicas, el Impuesto de la Renta.

En el caso de empresas o autónomos, hablaríamos del impuesto del IRPF, el Impuesto de Sociedades, o declaraciones trimestrales de IVA, o los derivados de la actividad empresarial.

Es importante que sepas cómo consultar las deudas con Hacienda para saber si podemos encontrarnos en uno de los supuestos de prescripción de dichos adeudos o, por el contrario, se ha iniciado alguna acción de reclamación aunque no seamos conscientes de ello.

Para obtener esa información, existe la posibilidad de realizar esta consulta de forma telemática o presencial en cualquier delegación de la Administración.

Aplazamiento y pago fraccionado de deudas a Hacienda

Si estamos obligados a pagar y no tenemos posibilidad económica de hacerlo, podremos solicitar el aplazamiento de la deuda presentando una solicitud por escrito y acordar con Agencia Tributaria su pago fraccionado.

Recuerda que, cuando presentas un impuesto, siempre puedes solicitar en ese momento pagarlo de forma fraccionada. En el caso del Impuesto de la Renta se paga el 60 % al presentar el impuesto y el restante 40 % unos meses más tarde.

Para solicitar el aplazamiento debemos tener en cuenta que no siempre nos lo concederán.

Si la deuda está producida por retenciones, si proceden de pagos a cuenta, de ayudas del Estado que se deben reembolsar o si son pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades, no nos concederán el aplazamiento.

Si las deudas aplazadas son inferiores a 30.000 euros, no se requiere aportar garantías. en caso de deudas superiores, el deudor habrá de garantizar mediante aval bancario o aportando algún otro tipo de garantía.

También tenemos en algunos supuestos, la posibilidad de efectuar el pago en especie de la deuda tributaria en periodo voluntario o ejecutivo.

¿Qué sucede si la deuda con Hacienda se considera delito fiscal?

cuando-prescriben-deudas-con-hacienda

La prescripción de una deuda por delito fiscal no tiene los mismos límites. Este plazo varía según el importe de la deuda impagada:

  • Si se dejan de pagar 120.000 euros correspondientes a la cuota del impuesto, en este caso la prescripción sería de 5 años.
  • Si el importe impagado es de 600.000 euros o más, se considera delito fiscal agravado y el periodo de prescripción es de 10 años y puede suponer, incluso, penas privativas de libertad.

Si importante es saber cuándo prescribe la deuda o qué consecuencias puede tener no pagarla, también es primordial que sepas qué puede exigirte la Agencia Tributaria que les pagues.

En primer lugar tendrás que pagar la cuota a ingresar resultante de la presentación del impuesto, a esto habrá que sumarle los intereses de demora (si pagas fuera de plazo o cobraste una cantidad mayor de la que te correspondía).

¿Cuánto es el interés de demora?

El interés de demora es el interés legal del dinero vigente en el momento en que se debió pagar el impuesto, más un 25%, salvo que se establezca un porcentaje diferente en los presupuestos del Estado.

Si la reclamación llega a juicio, también tendrás un aumento de la deuda, por lo que interesa evitar llegar a estos extremos, sobre todo, si no tienes claro que el juez puede darte la razón.

 

Conclusión

La prescripción de deudas con Hacienda puede ser una circunstancia que nos puede beneficiar en un determinado momento y que debemos tener en cuenta si recibimos un requerimiento de deuda fuera de plazo. No obstante, no siempre es así, y hay que tener en cuenta todos los supuestos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies