Contratos para personas con discapacidad: Guía sobre bonificaciones sociales

2018-09-28T08:58:00+00:0029/01/2018|

contratos para personas con discapacidad

La realización de contratos para personas con discapacidad presenta una serie de beneficios sociales que ayudan al empresario y fomentan la integración de personas con ciertas minusvalías pero que están totalmente capacitadas para trabajar.

Con un crecimiento del 16,4% en la contratación de personas con discapacidad en 2017, las ayudas del Estado para la integración laboral de este colectivo suponen un importante incentivo si tienes una empresa.

En este artículo hacemos una aproximación a todas las bonificaciones sociales de las que puedes beneficiarte si decides contratar a trabajadores con discapacidad.

La legislación en los contratos a personas con discapacidad

El Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, aprobó el Texto Refundido de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su inclusión social.

En esta norma se establece la obligación de reservar un 2% de los puestos de trabajo de una empresa a personas discapacitadas, siempre que dicha empresa tenga más de 50 trabajadores.

No obstante, su contratación siempre supone el disfrute de beneficios sociales y, además, la promoción de la inclusión laboral de estas personas.

Ventajas y beneficios sociales de estos contratos

La primera ventaja con la que contarás si decides contratar a personas con discapacidad es que tendrás preferencia a la hora de participar en la adjudicación de contratos del sector público.

Si cumples con la reserva del 2% de puestos de trabajo para discapacitados, obtendrás puntos a tu favor a la hora de solicitar cualquier contrato público.

Bonificaciones en la cuota de la Seguridad Social

En segundo lugar, al realizar contratos para personas con discapacidad, contarás con bonificaciones en el pago de la cuota de la Seguridad Social.

1. Contrato laboral indefinido a tiempo completo

La empresa recibirá las siguientes bonificaciones en función del grado de minusvalía y del tipo de la misma:

  • 4.500 euros al año por cada persona contratada que tenga un 33 % de discapacidad o superior.
  • 5.100 euros al año por cada persona contratada que tenga parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual en un grado que supere el 33 % de discapacidad.
  • 5.100 euros al año por cada persona que contrates y que tenga una discapacidad física o sensorial igual o superior al 65 %.

Por consiguiente, estas cantidades pueden verse incrementadas en los siguientes casos:

  • Si contratas personas mayores de 45 años, la cuantía anterior se verá incrementada en 1.200 euros al año.
  • Si contratas a mujeres, la cuantía aumentará en 850 euros al año.

Cabe destacar que los incrementos anteriores no son acumulables, sino que se cobrará el más alto en caso de que se den las dos circunstancias.

2. Contrato temporal a jornada completa

contratar-trabajadores-con-discapacidad

En este caso, la empresa puede obtener:

  • 3.500 euros al año por cada persona contratada con una discapacidad igual o superior al 33 %.
  • 4.100 euros al año por cada persona contratada que tenga parálisis cerebral, enfermedad mental y discapacidad intelectual que le suponga una minusvalía igual o superior al 33 %.
  • 4.100 euros al año por cada persona que tenga una minusvalía física o sensorial superior al 65 %.

Estas cantidades aumentan en 600 euros si las personas contratadas son mayores de 45 años o mujeres. En este caso, ambos beneficios pueden acumularse.

En el caso de que se lleve a cabo una contratación indefinida a tiempo completo o se convierta una temporal en indefinida a tiempo completo recibirás 3.907 euros de subvención.

4. Adaptación del puesto de trabajo

Asimismo, si fuera necesario adaptar el puesto de trabajo para el trabajador con discapacidad, la empresa recibe una subvención de 901,52 euros.

5. Deducción en el Impuesto de Sociedades

En el Impuesto de Sociedades la empresa se beneficiará de una deducción de hasta 12.000 euros en la cuota, dependiendo del grado de discapacidad de la persona contratada. Esto podrá hacerlo solo en una ocasión, aplicándose la deducción por cada persona que incremente la plantilla.

6. Contrato de interinidad

Por último, a la celebración de contratos de interinidad para sustituir bajas por incapacidad temporal de trabajadores con discapacidad, durante el tiempo que persista la situación, se aplicará la bonificación del 100% de las cuotas empresariales.

 

Otras ventajas de contratos a personas con discapacidad

Como has podido observar, contratar a discapacitados puede ser una opción rentable para tu empresa, ya que los beneficios sociales son muy interesantes; pero además estarás dando la oportunidad de trabajar a una persona con talento y con motivación para desarrollar su futuro profesional; potenciando además su integración en la sociedad.

Si tienes alguna duda sobre este tipo de contratos puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de asesoría laboral, para que podamos darte consejo de todos los requisitos y condiciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies