¿Cómo heredar la empresa familiar? Requisitos, beneficios fiscales y otras dudas con respuesta

2020-08-28T14:09:41+00:0011/09/2020|

Heredar la empresa familiar

Emprender en tu propio negocio es un proceso apasionante en el que pones todo tu esfuerzo e ilusión, pero, ¿qué ocurre cuándo heredas una empresa familiar?

Heredar la empresa puede resultar un proceso complicado, especialmente cuando no se dispone de un plan de sucesión documentado ni se han tomado medidas para realizar una transición ‘dulce‘ hacia la siguiente generación de la familia. Esto suele ser más habitual cuando la empresa se hereda a consecuencia del fallecimiento del propietario, y no por una jubilación.

Conscientes de que son muchas dudas que pueden existir al respecto, en este post te contamos cómo heredar la empresa familiar tratando de dar respuesta a todas las preguntas.


Te interesa:

¿Tengo que declarar una herencia en la Declaración de la Renta del próximo año?


¿Qué hacer al heredar la empresa familiar?

El primer paso para heredar la empresa familiar es aceptar la herencia, lo que conlleva una serie de derechos y obligaciones para los herederos, que automáticamente pasarán a convertirse en los nuevos propietarios de la empresa.

Esto significa que una vez aceptada la herencia, los herederos y nuevos propietarios serán responsables de las posibles deudas, además de la gestión empresarial y de todas las cargas que conlleve la herencia.

Sin duda, al heredar una empresa familiar lo mejor es que la empresa disponga de un plan de sucesión o de un protocolo familiar, ya que de esta forma estará todo atado, explicado de manera clara y se podrá dar continuidad con el negocio con la autorización del propietario, además de haber sido firmado por los herederos.

Este tipo de documentos no se regulan en la normativa sucesoria, puesto que se trata de acuerdos voluntarios entre los miembros de la empresa, que al tratarse de contratos, tienen fuerza de ley entre las diferentes partes.

El protocolo familiar tiene como objetivo regular la organización empresarial y las relaciones familiares, mientras que el plan de sucesión establece el modo en que va a producirse la sustitución de personas, para así no perjudicar a la empresa. Pero las estadísticas no son muy positivas en este punto, ya que el 80% de las empresas no disponen de un plan de sucesión o protocolo familiar, lo que complica las cosas y alarga el proceso.

¿Cómo heredar una empresa familiar sin plan de sucesión ni protocolo familiar?

Lo primero que hay que hacer es diferenciar entre heredar una empresa una sola persona o varios familiares. Obviamente siempre será mucho más sencillo cuando tan solo haya un único heredero, ya que cuando se trata de varias personas, deben ponerse de acuerdo en todos los puntos.

En caso de que sean varios los herederos, es fundamental que todos alcancen acuerdos básicos sobre la gestión empresarial y la sucesión de cargos ya que, de lo contrario, además de alargar el proceso, la empresa podría perder valor ya que no estará siendo gestionada correctamente.

Beneficios fiscales de heredar una empresa familiar

Si al heredar la empresa se realizan bien todos los trámites y se cumplen con todas las obligaciones, el o los herederos podrán tener una bonificación de hasta el 99% en el Impuesto de Sucesiones, ya que las empresas familiares están bonificadas. Eso sí, a cambio los herederos deberán hacerse cargo de la empresa durante un plazo de entre 5 y 10 años, en función de cada Comunidad Autónoma.

Asimismo, los herederos deberán ser cónyuges, hijos biológicos o adoptados de la persona fallecida, y en caso de que no existieran, ascendientes, adoptantes o familiares colaterales hasta tercer grado.

Por otro lado, la persona fallecida también debe cumplir con una serie de requisitos para la exoneración de hasta el 99% en el Impuesto de Sucesiones:

  • Ejercicio efectivo de funciones de dirección por sí mismo, o por el grupo familiar.
  • Que la retribución de las funciones de dirección del causante o del miembro del grupo familiar que las ejerza, sea superior al 50% del conjunto de sus rendimientos del trabajo y de las actividades económicas.
  • Tener una participación del 5% individual o del 20% con su grupo familiar.
Heredar la empresa familiar

Foto: James Besser – Unsplash

Conclusión

Si vas a heredar la empresa familiar, esperamos haber solucionado todas las posibles dudas que pudieras tener al respecto. De lo contrario, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y nuestros asesores te ofrecerán toda la ayuda que necesitas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies