El Gobierno ha aprobado una subida del Impuesto sobre Sociedades en el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021, al mismo tiempo que también se aprueba una subida del IRPF para rentas altas de más de 200.000 euros y del Impuesto del Patrimonio para grandes fortunas de más de 10 millones de euros.

El objetivo de estas subidas, tal y como ha asegurado el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, es “que los que más tengan paguen más”.

Tras ya tratar el aumento del Impuesto sobre Patrimonio y del IRPF para rentas altas, hoy en AYCE Laborytax te contamos todo sobre la subida del Impuesto sobre Sociedades.

Antes de nada, ¿qué es el Impuesto sobre Sociedades?

También llamado Impuesto sobre la Renta o Impuesto sobre el Beneficio de las Sociedades, el Impuesto sobre Sociedades es un tributo de carácter directo y de naturaleza personal que grava los beneficios obtenidos por las sociedades y otras entidades jurídicas.

Asimismo, también grava los beneficios de un ente sin personalidad jurídica considerado como sujeto pasivo: fondos de inversiones, fondos de pensiones, UTE, etc.).

Es un impuesto similar al del IRPF, que es el que se aplica a la renta obtenida por personas físicas, con la particularidad de que el Impuesto sobre Sociedades grava la renta de las personas jurídicas: sociedades, empresas, asociaciones, fundaciones, etc.

El Impuesto sobre Sociedades es un complemento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) dentro del sistema tributario sobre la Renta.

Es un impuesto de carácter directo porque grava la renta como manifestación directa de la capacidad económica del sujeto pasivo, y de naturaleza personal porque tiene en cuenta determinadas circunstancias particulares de cada contribuyente a la hora de concretar la cuantía de la prestación tributaría que está obligado a satisfacer.

El Impuesto sobre Sociedades se aplica al beneficio obtenido en el ejercicio anterior, y se presenta cada mes de julio, teniendo de plazo máximo hasta el día 25 de julio.

El pago del Impuesto sobre Sociedades es igual al del IRPF, ya que se paga mensualmente a través de las nóminas, y al terminar el periodo, se regulariza el pago a través de la declaración de la Renta.

Es un tributo que se aplica en todo el territorio español, y como ya hemos comentado, se paga a través de un porcentaje aplicado sobre los beneficios de una empresa. Es decir, sobre el resultado de restar los ingresos menos los gastos de una sociedad. De esta forma, el porcentaje dependerá de cada sociedad.

Aunque hay algunas excepciones, el tipo general del Impuesto sobre Sociedades es el 25%. En el caso de las entidades de nueva creación que realicen actividades económicas, se les aplicará un 15% en el primer periodo impositivo, mientras que las cooperativas protegidas fiscalmente aplicarán un 20%, y las entidades sin ánimo de lucro un 10%. Asimismo, los fondos de inversión y fondos de activos bancarios aplicarán un 1%.

Subida del Impuesto sobre Sociedades para 2021

Una vez se ha aprobado el anteproyecto de los Presupuestos Generales del Estado de 2021, también se aprueba una subida del Impuesto sobre Sociedades para grandes grupos empresariales.

Tal y como ha asegurado el vicepresidente Iglesias, se limitarán las exenciones por dividendos y plusvalías de las filiales de las grandes empresas. Para las cuentas de 2019 ya se incluía una reducción de la exención por dividendos del exterior del 100% al 95%, regresando al régimen que existía antes de la última reforma fiscal del año 2015.

Según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal Española (AIReF), esta medida tendrá un peso recaudatorio de 1.528 millones de euros, y supondrá un fuerte golpe a los balances de las grandes empresas internacionalizadas.

Hay que hacer hincapié en que esta limitación no afectará a pequeñas y medianas empresas que facturen menos de 40 millones de euros durante los tres próximos años, que podrán seguir aplicando una exención del 100%.

Por otro lado, se establecerá una tributación mínima del 15% para sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (SOCIMI), ante la inexistente tributación actual.

Según María Jesús Montero, actual Ministra de Hacienda, esta medida es similar a la que aplican otros países como Francia, Italia o Alemania, y tan solo afectará al 0,12% de las empresas españolas.

Conclusión

En definitiva, con el anteproyecto de los Presupuestos Generales del Estado de 2021 se aprueba una subida del Impuesto sobre Sociedades para los grandes grupos empresariales, limitando las exenciones por dividendos y plusvalías generados por participaciones en sociedades filiales.

Si tienes cualquier tipo de duda y no sabes si esta subida afecta a tu empresa, contacta con los asesores fiscales de AYCE Laborytax. Estarán encantados de atenderte.

Te interesa:

Aumenta el Impuesto sobre el Patrimonio y el IRPF para rentas altas en 2021.