Mitos y realidades sobre la productividad del trabajador multitarea

2018-08-30T11:52:00+00:0025/09/2017|

La multitarea, considerada como la capacidad de hacer más de una cosa a la vez, puede parecer un rasgo positivo en el perfil de un profesional. Sin embargo, según un informe de The Harvard Business Review, esta tendencia puede reducir la productividad del trabajador hasta en un 40 %.

El motivo no es otro que la necesidad de cambiar de mentalidad para afrontar una nueva tarea (aunque sea similar a la anterior). Si no se facilita esta transición, las empresas corren el riesgo de ver cómo su rentabilidad va menguando con el paso del tiempo.

Empleados Multitarea: Ventajas Para La Pyme

Disponer de un buen trabajador multitarea implica una serie de ventajas para las empresas. Sobre todo, para las pymes.

AHORRO

Gracias a ellos, las organizaciones pueden reducir los costes operativos de manera significativa al no tener que contratar ni formar a nuevos empleados.

Como es bien sabido, la contratación de nuevos profesionales siempre es un proceso de engorroso carente de garantías. Hasta el mejor candidato podría generar problemas en el futuro.

EFICACIA

Por otro lado, los empleados con habilidades multitarea son capaces de realizar varias funciones a la vez, elevando de esta forma los índices de productividad.

Así, en lugar de nombrar a una nueva persona, siempre resulta más adecuado depositar la confianza en alguien que ya forme parte de la plantilla y que pueda desempeñar sin problemas múltiples responsabilidades.

REDUCCIÓN DE LOS COSTES DE OPERACIONES

La multitarea, eso sí, no solo fomenta el ahorro en nóminas, sino también en costes de operación.

¿Qué quiere decir? Al reducir la dependencia de la mano de obra, también se precisarán menos medios materiales: habrá que invertir menos en ordenadores, teléfonos y mobiliario, por lo que se podrán destinar esos recursos económicos a otras partidas más importantes.

En el plano organizacional, disponer de este tipo de trabajadores hace que el organigrama de la compañía también sea mucho más flexible.

Como es sabido, los cambios de departamento y los traslados siempre son traumáticos para el proceso de producción, pero este riesgo se reduce gracias a la multitarea.

CAPACIDAD DE APRENDIZAJE

Igualmente, estos profesionales suelen tener unas capacidades de aprendizaje y crecimiento mayores que las de los empleados que solo pueden llevar a cabo una acción cada vez.

De esta forma, los trabajadores multitarea serán capaces de desenvolverse mucho mejor en nuevos entornos laborales y ante cualquier cambio de paradigma.

¿Qué Inconvenientes Presenta la Multitarea en el Ámbito de la Empresa?

Sobre el papel, la apuesta por el trabajador multitarea acarrea un buen número de beneficios (sobre todo económicos) para las empresas, pero también hay muchos riesgos si no se aplica como es debido.

Para empezar, los trabajadores pueden sentirse confundidos al saltar de una tarea a otra sin completar ninguna de ellas. A ello hay que sumar las llamadas y los correos electrónicos constantes sobre las más variadas temáticas profesionales, los cuales solo sirven para generar más caos en la oficina.

No es el único problema. Requerir a un empleado realizar varias tareas a la vez, aunque no se le exija un 100 % de eficacia, comporta una alta probabilidad de generar ansiedad y estrés en los trabajadores.

Además, no se puede olvidar que la multitarea suele acarrear distracciones por parte de los mandos, compañeros de trabajo y clientes, quienes solicitan su cuota de atención.

La consecuencia lógica de todo ello será la sensación de frustración que experimentará el trabajador a la hora de completar todas sus tareas.

Ello derivará en insatisfacción para los clientes y en más horas de trabajo para el profesional, que terminará agotado y posiblemente reclamando la baja laboral por estrés.

Una catástrofe para la empresa

La multitarea mal gestionada hace que la plantilla de empleados reduzca su rendimiento y productividad, aspectos que influyen en la moral de los trabajadores y en la cuenta de resultados de la compañía. Y es que un empleado distraído por las múltiples tareas que tiene que llevar a cabo difícilmente podrá mejorar su rendimiento laboral.

Para evitarlo, es necesario formar al empleado en la gestión y el manejo de diversas responsabilidades dentro de la oficina.

Ello hará que aumente su producción y que pueda cumplir los distintos indicadores de desempeño que se esperan de él.

Conclusiones

La multitarea implica una larga lista de ventajas para las empresas y los empleados, pero también de riesgos si no se gestiona como es debido.

Por ello, es necesario formar a los trabajadores para que estos puedan gestionar sus tareas en función de su importancia. Así, dejarán a un lado la presión que supone responder emails o llamadas que solo suponen interrupciones y distracciones. Al ir completando tareas, el profesional irá sintiéndose cada vez más capaz de gestionar por sí mismo una agenda en la que figuran responsabilidades de todo tipo.

Pero ello, también acarrea un compromiso muy importante por parte del empleador: no molestar al empleado ni agregar continuamente tareas sin importancia. Sobre todo, si se acerca un plazo de entrega. La multitarea, bien gestionada, es ajena a todo riesgo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies