Seis nociones básicas sobre la cuenta 551 -con socios administradores-

2018-08-30T11:51:59+00:0003/11/2017|

En la mayoría de las empresas existe una cuenta 551 donde se anota el traspaso de dinero que realiza la empresa a los socios. En este concepto, tanto las entradas como las salidas; obedecen a la necesidad de pagar o ingresar deudas donde figuran proveedores, acreedores y bancos.

La cuenta 551 se ha pensado para las entradas y salidas de dinero con carácter esporádico y durante un período de tiempo corto.

En los momentos económicos más críticos, los socios prestan dinero a la empresa para poder hacer frente a las necesidades de la tesorería.

¿Qué es la cuenta 551?

Tras la denominada «cuenta 551» se hallan las cuentas corrientes en las que operan los socios, administradores y personas naturales o jurídicas. Quedan excluidos los bancos, proveedores y clientes de la empresa, al no tener participación.

En el activo corriente del balance se refleja la suma de los saldos deudores, mientras que en el pasivo aparecerá el saldo acreedor.

Sin duda, la utilización de esta cuenta 551 establece una relación contable entre la empresa y sus propietarios, pero sin tener que formar parte del negocio de la sociedad; ya que se tiende a confundir con el patrimonio empresarial de los socios.

¿Para qué se utiliza ésta cuenta corriente con Socios y Administradores?

El hecho de hacer un uso más generalizado de la cuenta, supone mayor vigilancia por parte de Hacienda, sobre todo en lo relativo a la legislación.

A continuación, indicamos algunos conceptos básicos de las operaciones vinculadas con cuenta 551:

1. Saldo Acreedor

El saldo acreedor en una cuenta 551 significa que la sociedad debe dinero a los socios porque eéstos han ido ingresando dinero ante las necesidades puntuales de liquidez, con el objetivo de realizar pagos en ciertos momentos puntuales.

2. Saldo Deudor

El saldo deudor indica que el socio le debe dinero a la empresa al haber retirado dinero para efectuar pagos o hacer frente a determinados gastos.

Esto generará varios problemas si el socio no ha tributado los rendimientos en su IRPF o si la sociedad no ha satisfecho las retenciones, porque ante una inspección, se exigen los intereses de demora y posibles sanciones.

Por lo tanto, se trata de un balance negativo que habría que subsanar bien, con la liquidación de la cuenta o con la aportación de más capital.

3. Traspasar el saldo a la Cuenta 118

En la cuenta 118 se incluyen los elementos patrimoniales entregados por los propietarios o socios de la empresa según las operaciones no descritas en otras cuentas.

En este caso, no deben constituir ninguna contraprestación por la entrega de bienes o prestación de servicios por la empresa.

Esta cuenta tiene un carácter de subvención otorgada por los socios, y atiende a la norma de valoración 18ª donde se registran directamente fondos propios. De forma particular, se incluyen las cantidades entregadas por los socios o propietarios para compensar las pérdidas.

4. Ampliación de capital

La ampliación de capital se contempla para compensar los créditos. Es una decisión que se toma tras el acuerdo de la Junta y entendiendo el gasto que ocasiona la escritura notarial.

En muchas ocasiones, los socios no quieren hacer nuevas aportaciones, motivo por el que hay que convencerles de que van a recuperar su dinero.

5. Reparto de dividendos con cargo a reservas

En este tipo de cuenta debe existir un acuerdo de la Junta para practicar la posible retención.

El importe a repartir debe considerar de forma implícita dicha retención. Si hay un saldo deudor de 6.000 euros y la retención es del 21%, la cantidad de reservas se efectúa aplicando la siguiente operación: 6.000 x 1.21 = 7.260 euros.

6. Cómo saldar una Cuenta 551

Cuando se acerca el final de un ejercicio fiscal, la mayor parte de las empresas cuadra sus números para preparar el cierre contable del año.

Ante la situación económica de los últimos años, muchas empresas se enfrentan a pérdidas. Por ese motivo, es conveniente hacer una aportación de capital.

Esto permitirá sanear el patrimonio negativo y saldar la cuenta 551. Si cerramos el ejercicio con cantidades pendientes en la cuenta, puede dar lugar a que Hacienda compruebe si se ha formalizado el préstamo y si los intereses han sido abonados.

En el caso de que los socios hubiesen retirado el dinero de la empresa, la solución es bien distinta porque se puede formalizar un contrato de préstamo, o bien, saldar la cuenta con el reparto de dividendos que se debería aprobar en Junta.

 

En resumen, podemos afirmar que hay cuentas que se usan con frecuencia por las empresas para ajustar la caja de salida y entradas de dinero. Al igual que la 570, existe la cuenta 551 donde los socios hacen aportaciones personales y, a veces, llegan a condonar la deuda.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies