Principales diferencias entre un trabajador fijo discontinuo y uno fijo continuo

2019-12-27T14:15:13+00:0011/12/2019|

diferencias entre un trabajador fijo discontinuo y uno fijo continu

En los últimos años han aumentado enormemente las contrataciones de empleados por parte de las empresas con contratos fijos discontinuos y fijos continuos. Unos contratos que resultan desconocidos para muchos, y desde AYCE Laborytax vamos a tratar de explicar.

Ambas contrataciones son beneficiosas para aquellas empresas que precisan de un trabajador para un tiempo concreto, pero no son iguales. Por ello a continuación vamos a ver en qué consiste cada uno y las principales diferencias entre un trabajador fijo discontinuo y uno fijo continuo. Presta atención y toma nota.


Te interesa:

¿Sabes cuántos contratos temporales pueden encadenar tus trabajadores?


Las diferencias entre un trabajador fijo discontinuo y uno fijo continuo que debes conocer

> ¿Qué es un trabajador fijo discontinuo?

Un trabajador fijo discontinuo es aquel al que se le contrata con carácter fijo, para periodos de tiempo concretos, como pueden ser las campañas de Navidad, verano, rebajas, etc.

No es lo mismo que un trabajador eventual, ya que un trabajador fijo discontinuo está contratado de manera indefinida para la realización de una serie de trabajos de forma discontinua en el tiempo.

Como hemos comentado anteriormente, es posible que una empresa contratase a un trabajador de manera fija discontinua, para que trabajase en diferentes campañas a lo largo del año, siendo imprevisible determinar la fecha de realización de los trabajos.

Un contrato fijo discontinuo debe establecerse por escrito, cumpliendo el modelo oficial de contrato indefinido fijo – discontinuo del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

En el contrato habrá que indicar la duración estimada de la actividad y los criterios del Convenio Colectivo aplicable, para tener una visión aproximada de la jornada laboral y distribución horaria.

> ¿Qué es un trabajador fijo continuo?

Por otro lado está el trabajador fijo continuo, que consiste en un trabajador que ingresa en la empresa para trabajar durante todo el año, de manera continuada, sin parones en el tiempo.

Por lo general este tipo de trabajadores cuentan con jornada completa, aunque también podrían tener una jornada a tiempo parcial cuando se den ciertas situaciones.


Te interesa:

5 reglas esenciales para elegir a un buen empleado para tu empresa.


Características del contrato fijo discontinuo

Características del contrato fijo discontinuo

Como hemos comentado, el contrato fijo discontinuo debe fijarse por escrito, incluyendo los siguientes puntos:

  • Duración estimada de la actividad:

Aunque se trata de un contrato indefinido, dado que su ejecución puede ser intermitente en diferentes periodos de tiempo, una vez finalizado el trabajo, el contrato no se extingue, sino que simplemente se interrumpe.

  • Forma y orden de llamamiento que establezca el Convenio Colectivo aplicable:

Dentro de los trabajadores con contratos fijos discontinuos, el Convenio Colectivo aplicable deberá estipular qué trabajador se incorporará primero, estableciendo el orden por jerarquía o funciones desempeñadas.

  • Debe establecerse la jornada laboral estimada y su horario, aunque sea de manera orientativa.

De esta forma, los trabajadores fijos discontinuos serán requeridos según el Convenio Colectivo, pudiendo darse las siguientes situaciones:

  • El trabajador fijo discontinuo no está disponible:

Puede darse el caso de que la empresa requiera a un trabajador, y este no esté disponible o no pueda acudir por causa de fuerza mayor. En ese caso, el trabajador conservaría su contrato y seguiría teniendo derecho a ser llamado próximamente.

  • El trabajador está incapacitado temporalmente:

También puede ocurrir que al solicitar sus servicios, el trabajador se encuentre incapacitado temporalmente. Aquí la empresa debería incorporarlo al llamamiento, ya que de lo contrario estaría considerado como un despido improcedente.

  • El trabajador no está disponible de forma voluntaria:

Si por el contrario es el trabajador el que decide no acudir al llamamiento de la empresa de forma voluntaria, la relación laboral se daría por terminada, y el trabajador no tendría derecho a despido, desempleo ni indemnización.

¿Cómo cobra un trabajador fijo discontinuo?

Cómo cobra un trabajador fijo discontinuo

Otra duda relacionada con los trabajadores fijos discontinuos es el modo en que serán remunerados.

Cuando un trabajador fijo discontinuo esté trabajando, recibirá el sueldo acordado en su nómina, como cualquier otro trabajador de la empresa.

Al finalizar la actividad el contrato seguirá en vigor, pero la empresa estará libre de pagar al trabajador. No obstante, el trabajador podrá cobrar la prestación por desempleo mientras la empresa no precise de sus servicios.

Esto significa que mientras el trabajador fijo discontinuo no esté desempeñando una actividad profesional para la empresa, estará en situación de desempleo. Al reiniciar la actividad, el trabajador podrá pausar la prestación por desempleo, solicitándola de nuevo cuando vuelva a detener la actividad.

Asimismo, durante el periodo de inactividad, el empleado podrá trabajar para otras empresas, siempre y cuando no se haya firmado un pacto de exclusividad.

 

Conclusión

En definitiva, las principales diferencias entre un trabajador fijo discontinuo y uno fijo continuo está en que el discontinuo trabajará de forma interrumpida para la empresa, mientras que el continuo trabajará de forma continuada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies