Listado de gastos deducibles en el IRPF para autónomos

2018-08-30T11:51:56+00:0015/01/2018|

Si necesitas información actualizada sobre los gastos deducibles en IRPF para autónomos que pueden desgravar en la Declaración de la Renta de este ejercicio, este artículo te interesa. A continuación, puedes ver qué tipo de gastos debes documentar para deducirlos en tu próxima cita con Hacienda.

Asimismo, podrás ver un avance de los gastos que un autónomo se puede desgravar que serán deducibles en el IRPF del 2018 tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Autónomos y que están relacionados fundamentalmente con las dietas y gastos de manutención.

Guía de gastos deducibles en IRPF para los trabajadores autónomos en 2018

Gastos de consumo y explotación

En este apartado se incluirían los importes abonados destinados a la compra de mercaderías y materias primas y auxiliares. También forman parte de este grupo el gasto de combustible, el packaging (envases y embalajes), así como el material de oficina.

Para determinar el consumo del ejercicio hay que sumar las existencias iniciales y las compras realizadas y, posteriormente, restar las existencias a final de ejercicio.

Sueldos y Salarios

Se incluyen las nóminas de los trabajadores así como indemnizaciones, premios o cualquier otro tipo de pago en especie.

Seguridad Social

Se compone de la suma de las cotizaciones a la Seguridad Social tanto por parte del autónomo como de los trabajadores.

Asimismo, y desde la reforma fiscal de 2015, también es posible deducir el 50% de las cantidades aportadas a mutualidades de previsión social.

Gastos de personal

Los gastos destinados a la formación de los empleados y las indemnizaciones por la rescisión de contratos forman parte de este grupo, al igual que las primas pagadas por el seguro de accidentes o las aportaciones a un plan de pensiones u otro tipo de sistemas de previsión social.

Alquileres y cánones

Se consideran incluidos en este tipo de gasto deducible, los alquileres o arrendamientos así como los cánones, los servicios de asistencia técnica y las cuotas de las operaciones de leasing sobre bienes y activos no amortizables.

Mantenimiento de instalaciones

A excepción de las obras de reforma y mejora que se consideran activos amortizables, se incluyen en este apartado los gastos de mantenimiento así como los repuestos necesarios para el normal funcionamiento de las instalaciones.

Servicios profesionales de gestión

Se incluyen los honorarios de los profesionales necesarios para la gestión de la empresa como economistas, abogado o auditor de cuentas. También quedarán incluidas las comisiones abonadas a mediadores comerciales.

Otros servicios

La relación de gastos de deducibles que se puede incluir aquí es extensa. Desde los gastos destinados a investigación y desarrollo (I+D), hasta aquellos gastos relacionados con el pago de seguros, comisiones bancarias o de publicidad. También hay que incluir el coste del suministro de agua, electricidad y telefonía; o las primas de seguro de enfermedad del titular, cónyuge e hijos menores de 25 años que convivan con el titular, con un límite de 500€ de persona con derecho. 

Impuestos deducibles

Se incluye el pago del IBI (Impuesto de bienes inmuebles), el Impuesto de Actividades Económicas o IAE, así como el pago de tributos o recargos a excepción de los aplicados por retrasos o demoras en el pago de impuestos generales.

Gastos financieros

Las operaciones de la actividad empresarial de un autónomo con las entidades bancarias generan unos gastos que se pueden deducir.

El pago de intereses por operaciones de crédito o préstamos, los recargos por aplazamientos de deuda o pagos a Hacienda o los gastos por descuento de efectos son deducibles del IRPF.

Amortizaciones

La depreciación o deterioro del inmovilizado material de la empresa se puede deducir como gasto. Para determinar la cantidad hay que recurrir a lo indicado en el Impuesto de Sociedades.

Novedades para el ejercicio fiscal 2018

gastos-desgravar-autonomos

El pasado 11 de Octubre se aprobó la Ley de Reformas Urgentes del Trabajador Autónomo, que incluye dos novedades importantes para el próximo año fiscal.

Suministro doméstico

Entre las deducciones fiscales para el autónomo que trabaja desde casa, destaca la posibilidad de desgravar hasta el 30% del gasto en agua, electricidad, teléfono e internet.

Los suministros deben estar a tu nombre y el porcentaje indicado se aplica sobre el porcentaje del hogar destinado al negocio.

Dietas y manutención

Por último, cabe indicar que todos los gastos relacionados con el vehículo, no suelen ser aceptados generalmente por Hacienda.

La Ley establece que se podrán deducir gastos relacionados con las comidas siempre que, además de tener relación directa con el ejercicio de la actividad económica, se produzcan en establecimientos de restauración y se abonen utilizando pago electrónico.

Conocemos la dificultad de incluir gastos deducibles para autónomos frente a la Administración, así como demostrar fehacientemente y justificar en detalle la actividad realizada y su relación con nuestro trabajo.

Esto hace que muchos autónomos renuncien a deducir las cantidades pagadas en estos conceptos o, en caso de presentarlas, que Hacienda las desestime.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies