7 Nociones sobre la cotización de los autónomos claves para tener la pensión deseada

2019-10-16T13:32:29+00:0029/10/2018|

Es un hecho que la pensión de los trabajadores autónomos es bastante más reducida que la de los trabajadores por cuenta ajena. La prueba está en que de media, un trabajador autónomo cobra aproximadamente, 463 euros menos de pensión que una persona que ha trabajado para una empresa, o lo que es lo mismo, recibe una pensión un 41% menor a la habitual.

La razón no es otra que la cotización de los autónomos a la Seguridad Social, ya que la realidad es que la gran mayoría de los autónomos cotizan por la base mínima, lo que se ve traducido en una reducción de sus pensiones. Pocos son los autónomos que reciben la devolución por excesos de cotización a la Seguridad Social

Esto ha hecho que las pensiones sean unas de las principales preocupaciones de los autónomos, por encima incluso de la nueva Ley de autónomos, tal y como asegura el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Por ello desde AYCE Laborytax hemos preparado un post en el que te vamos a dar 7 nociones claves sobre la cotización de los autónomos, que te permitirán mejorar tu pensión cuando llegue el momento de tu jubilación.

1 – Si cotizas por la base mínima, tu pensión será más reducida

Como ya hemos contado, debes tener claro que si durante tu actividad como trabajador autónomo, decides cotizar por la base mínima, tu pensión será más reducida.

De hecho, un autónomo que hubiera decidido jubilarse este año 2018, con derecho a recibir el 100% de la pensión, pero que haya estado cotizando por la base mínima a lo largo de su vida laboral, tan solo recibiría una pensión de 693,30 euros al mes.

Una situación que, mirando hacia el futuro, hace que haya que valorar seriamente la posibilidad de aumentar la base de cotización.

Ten en cuenta que puedes modificar la base de cotización de los autónomos hasta cuatro veces al año, para así poder obtener unos ingresos que se ajusten más a lo que tenías pensado.

2 – Base máxima y mínima de cotización

La base máxima de cotización de un trabajador autónomo es de 3.803,70 euros, por los 932,70 euros de la base mínima. Dicho esto, el 65,5% de los autónomos de nuestro país cotizan por la base mínima, mientras que únicamente el 1,3% decide cotizar por la base máxima.

Esta gran diferencia crea fuertes tensiones en la Seguridad Social, debido a que los ingresos por cada trabajador autónomo, son bastante reducidos. Un dato curioso, es que del 1,3% de autónomos que cotizan por la base máxima, que triplica la base mínima, más del 70% tienen más de 50 años de edad.

3 – Pagar la cuota de autónomos sin actividad

Existe la posibilidad de pagar la cuota mensual de autónomos, sin necesidad de ejercer actividad, siempre y cuando exista algún tipo de justificación, como puede ser un periodo de vacaciones, o una época en la que no haya habido actividad por alguna causa puntual.

Esto es un punto muy a tener en cuenta, ya que aunque vaya a haber un mes en el que no vayas a tener actividad laboral, quizá sea recomendable pagar la cuota de autónomos, para así completar los periodos de cotización necesarios para poder acceder al 100% de la pensión en el futuro.

4 – No pierdas de vista tu base de cotización

Un autónomo es libre de elegir entre la base mínima y la máxima, por la que cotizará hasta los 47 años de edad.

Dicho esto, es importante indicar que aquellos trabajadores autónomos de 47 años de edad o más, que hayan estado cotizando por una base inferior a 2.023,50 euros mensuales, no podrán aumentar su base a más de 2.052 euros mensuales.

Esto lleva a que sea muy conveniente plantearse el aumentar la base de cotización durante los años previos, para así disfrutar de una mejor pensión en el futuro.

5 – Cobrar el 100% de la pensión

Para que un trabajador que haya decidido jubilarse en 2018, pueda tener acceso al 100% de la pensión pública, es fundamental que haya cotizado un mínimo de 36 años y seis meses. Algo que con la legislación vigente, poco a poco se irá endureciendo, hasta el punto de que en el año 2027, para que un trabajador autónomo jubilado pueda cobrar el 100% de la pensión, deberá haber cotizado un mínimo de 37 años.

6 – Aportaciones a planes de pensiones privados

Una buena opción para acceder al 100% de la pensión pública, es realizar aportaciones a planes de pensiones privados. A esto hay que sumarle que dichas aportaciones también están destinadas a la jubilación.

Estas aportaciones además se caracterizan por reducir la base imponible de la declaración de la Renta, permitiendo su desgravación de la base imponible del IRPF hasta la menor de las siguientes cantidades: 8.000 euros, o hasta el 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas.

7 – Modificación del cómputo de años cotizados para calcular las pensiones

Para calcular la pensión de un trabajador autónomo, hay que tener en cuenta la cotización de los últimos 21 años. Algo que va a cambiar a partir del año 2022, cuando el periodo se ampliará a los últimos 25 años.

 

Conclusión

Te recomendamos que tomes nota de todos los consejos que acabamos de compartir contigo en AYCE Laborytax, para así poder disfrutar de una mejor jubilación el día de mañana. Y si tienes cualquier duda, contacta con nuestros asesores fiscales para que podamos ofrecerte toda la información que necesitas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies