Tipos de permisos laborales retribuidos que tus trabajadores pueden pedir

2019-03-29T15:00:35+00:0018/03/2019|

Todo trabajador dispone de una serie de permisos laborales retribuidos, que le permiten disfrutar de unos días libres en su puesto de trabajo, más allá de los que le corresponden por sus vacaciones.

Así lo establece el Estatuto de los Trabajadores en su artículo 37.2, que recoge aquellas situaciones en las que un empleado puede ausentarse de su trabajo, sin que su retribución se vea afectada, con el objetivo de que puedan compaginar su vida personal con la laboral.

A pesar de ser un derecho para todo trabajador, es habitual que ni la empresa ni los propios empleados conozcan en qué situaciones se pueden solicitar dichos permisos, así como los días u horas que corresponden en cada caso, por ello desde AYCE Laborytax hemos querido contarte los diferentes tipos de permisos laborales retribuidos que tus empleados podrán solicitar.

Permisos laborales retribuidos: ¿Cuándo y cómo podrán solicitarlos tus empleados?

Un empleado podrá solicitar un permiso laboral retribuido cuando se den aquellas situaciones recogidas en el convenio colectivo correspondiente, o su defecto, en el Estatuto de los Trabajadores.

Un permiso laboral retribuido corresponde al cese temporal de la prestación de servicios por causa determinada, sin que afecte a la retribución del trabajador.

Al estar regulado legalmente, se convierte en un derecho para todo trabajador, y en una obligación para el empresario. Si al cumplirse los requisitos para que un empleado pudiera acceder a este derecho, una empresa se negase a concederle el permiso laboral retribuido, podría ser sancionada al tratarse una infracción grave o muy grave.


Te interesa:

Estoy de baja médica: ¿Qué actividades puedo hacer y qué no?


Eso sí, para acceder a un permiso laboral retribuido, el trabajador deberá avisar con la antelación necesaria para que la empresa pueda prevenirse, salvo en aquellas circunstancias especiales en las que esto no pudiera darse. Asimismo, también deberá justificar su ausencia.

Nuestra recomendación es que los permisos laborales retribuidos se soliciten siempre por escrito, y que la empresa los autorice también por escrito.

Si tras realizar la solicitud, la empresa se negase a conceder este derecho al trabajador, este deberá continuar desempeñando sus funciones en su puesto de trabajo, pudiendo realizar las reclamaciones legales correspondientes.

Permisos laborales retribuidos que deberás conceder a tus empleados

A continuación te contamos algunas de las situaciones en las que deberás conceder un permiso laboral a tus empleados, sin que su retribución se vea afectada, siempre y cuando hayan avisado previamente y justificado su ausencia.

Permiso por matrimonio

Si un trabajador va a contraer matrimonio, dispone de un permiso de 15 días naturales para poder disfrutar de su luna de miel. Un permiso que podría verse aumentado en algunos convenios colectivos.

Este permiso comienza a contar el primer día laborable después de contraer matrimonio, según una reciente Sentencia del Tribunal Supremo, teniendo que acreditarlo a través de la presentación del acta de matrimonio.

Permiso por mudanza

Cuando un empleado va a realizar la mudanza de su domicilio habitual, dispondrá de un permiso retribuido de un día. Aunque por lo general las empresas no acostumbran a solicitar ningún tipo de documento justificativo en estos casos, podría ser necesario presentar el nuevo contrato o empadronamiento.

Permiso por nacimiento de hijo prematuro

Si se produce el nacimiento de un hijo prematuro, y debe permanecer hospitalizado después del parto, un trabajador tendrá derecho a ausentarse de su puesto de trabajo durante una hora diaria.

Si lo estiman oportuno, también estarán en disposición de reducir su jornada laboral a un máximo de dos horas diarias. Eso sí, con la consiguiente disminución proporcional del salario.


Te interesa:

Baja por maternidad en España: Guía sobre derechos, duración y prestaciones


Permiso por fallecimiento, accidente o enfermedad grave de un familiar

En caso de fallecimiento, accidente, enfermedad grave, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización de un familiar de hasta segundo grado, el trabajador también dispondrá de dos días libres retribuidos, aumentando hasta cuatro en caso de tener que desplazarse.

Permiso por deberes públicos

Si un empleado tiene que atender un deber público, como acudir a un juicio, dispondrá de un permiso laboral retribuido que le permitirá ausentarse el tiempo necesario para realizar este deber.

Permiso por exámenes prenatales

Un trabajador podrá solicitar un permiso laboral retribuido del tiempo necesario para realizar los correspondientes exámenes prenatales o técnicas de preparación al parto, si coinciden con la jornada laboral.

Permiso por funciones sindicales o representación de los trabajadores

Un empleado dispondrá del tiempo necesario para realizar funciones sindicales o de representación de personal, como puede ser la participación en comisiones negociadoras de convenios colectivos.

Permiso para buscar un nuevo empleo

Si un trabajador es despedido de manera objetiva y cuenta con contrato indefinido, dispondrá de un permiso retribuido de seis horas semanales para buscar un nuevo empleo, durante el periodo de preaviso. Si se tratase de un empleo de media jornada, el permiso sería de tres horas.

Conclusión

Todo trabajador estará en disposición de solicitar una serie de permisos laborales retribuidos, siempre y cuando se den las circunstancias necesarias para ello, avisen con antelación a la empresa, y puedan justificar la ausencia. La empresa estará en la obligación de conceder dichos permisos a los trabajadores, ya que de lo contrario podría ser sancionada con una infracción grave o muy grave.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies