Estoy de baja médica: ¿Qué actividades puedo hacer y qué no?

2018-10-10T15:51:21+00:0005/10/2018|

Baja médica

Es habitual que aquellos trabajadores que se encuentran de baja médica y no pueden cumplir con sus obligaciones laborales, se pregunten qué tipo de actividades pueden desempeñar y cuáles no.

Y aunque lo cierto es que no se puede establecer de manera genérica las actividades que un empleado de baja puede hacer, ya que dependerá de cada situación, del tipo de baja o del tratamiento que esté siguiendo, la realidad es que el trabajador debería hacer todo lo posible por recuperarse de la afección que le está impidiendo trabajar, y volver a incorporarse a su puesto de trabajo.

¿En qué consiste la baja médica?

Un trabajador recibe la baja médica debido a que existe una incapacidad temporal que le impide realizar su actividad laboral. Habitualmente este tipo de bajas suelen ser temporales y a corto plazo, y por lo general, una vez ha finalizado el tratamiento médico, el trabajador debería volver a incorporarse a su trabajo de manera normal.

Situaciones de baja médica, las puede sufrir cualquier tipo de trabajador, incluido los trabajadores autónomos. En caso de que la causa sea una enfermedad común, el trabajador deberá haber cotizado un mínimo de 180 días, durante los últimos 5 años, mientras que si la causa es un accidente o una enfermedad profesional, no será necesario cumplir con ningún periodo de cotización previo.

Una baja médica consiste en una incapacidad temporal, debida a una enfermedad o afección que impide el desempeño de la actividad laboral, mientras el empleado se encuentra recibiendo asistencia sanitaria, para recuperarse de dicha incapacidad.

En función de la causa que haya provocado dicha incapacidad temporal, será tratada como más o menos grave, variando además la cantidad que se cobrará durante el periodo de baja; dependiendo del tiempo en que el trabajador se encuentre en esa situación de Incapacidad Temporal.

¿Cómo debe actuar un trabajador ante una baja laboral?

Tal y como establece el artículo 175 de la Ley General de la Seguridad Social, un trabajador de baja temporal podría perder la prestación recibida por incapacidad temporal, si se demuestra que dicho trabajador ha estado actuando de manera fraudulenta, ya sea para solicitar la baja o para alargarla.

Dicho esto, es evidente que un trabajador de baja temporal debería hacer todo lo posible por recuperarse cuanto antes, para poder incorporarse de nuevo a su puesto de trabajo. Pero eso no significa que el trabajador tenga que estar todo el día encerrado en casa y metido en la cama, ni mucho menos. De hecho, para aquellas personas de baja por depresión o problemas psicológicos, pasar mucho tiempo en casa sería incluso perjudicial.

Qué hacer y qué no hacer dependerá principalmente del tipo de baja. Un trabajador de baja por estrés, quizá sería recomendable que se tomase unos días libres para viajar y despejarse, mientras que para un trabajador con la pierna rota o que acaba de salir de una operación, viajar no sería lo más recomendable.

Lo mejor es que el trabajador solicite al médico encargado del seguimiento, información sobre qué actividades se pueden hacer y cuáles no, según cada caso concreto. Es recomendable que la información se entregue por escrito.

Lo mismo ocurriría con la práctica del deporte, ya que a una persona con dolores de espalda, es posible que el médico le haya recomendado acudir al gimnasio a realizar ejercicios de rehabilitación, pero en ningún caso le recomendará jugar un partido de fútbol.

¿Cuándo debe volver el empleado a su puesto de trabajo?

Una vez que el médico considere que el trabajador ya está recuperado de las dolencias que le llevaron a la situación de baja médica, debe proceder a emitir el documento de alta, lo que supone la inmediata reincorporación del trabajador a su puesto de trabajo.

En caso de no ser así, y el trabajador tratase de alargar indebidamente la baja laboral, podría ser considerado como infracción, y por tanto, como un motivo por el que la empresa podría tomar medidas al respecto.

Para que esto no ocurra y para evitar que un trabajador alargue su periodo de baja más de lo debido, las Mutuas colaboradoras de los seguros de las empresas, acostumbran a llevar un control de la baja de los trabajadores.

La Mutua podría solicitar una inspección médica si cree que el trabajador está tratando de alargar su baja médica. 

Esto hace que en muchos casos no sea suficiente con acudir al médico de la Seguridad Social, sino que también haya que ir al de la Mutua correspondiente. Será totalmente obligatorio para el empleado de baja comparecer ante todas las citaciones que reciba, ya que de lo contrario podría perder la prestación recibida a cambio.

Y en caso de que la Mutua tuviese indicios de que un trabajador está tratando de alargar su baja médica, de que no está actuando de manera correcta para su recuperación, o de que se está cometiendo cualquier tipo de irregularidad, podría solicitar una Inspección Médica, para comprobar el estado en que se encuentra el trabajador.

Conclusión

Un trabajador de baja médica debería hacer todo lo posible por recuperarse debidamente y volver a su puesto de trabajo cuanto antes. Las actividades que podrá realizar o no durante el periodo de baja, dependerán de cada situación, pero en ningún caso podrían perjudicar la recuperación o incidir en el tratamiento, ya que en ese caso podría ser considerado como infracción, y la empresa podría tomar acciones legales al respecto.

En cualquier caso, si tienes alguna duda respecto a la baja médica, nuestros asesores laborales te podrán ofrecer toda la información y el asesoramiento que necesites.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies