¿Qué es el ‘Team Building’ y por qué forja equipos más productivos?

2019-05-30T13:33:54+00:0027/05/2019|

Cada vez son más las empresas que apuestan por el Team Building, una práctica destinada a mejorar la productividad y la actitud de un grupo de empleados, a través de fomentar el trabajo en equipo y la cohesión entre los diferentes trabajadores, con el objetivo de mejorar su coordinación y facilitar la consecución de los objetivos.

Por lo general, la práctica del team building se lleva a cabo mediante eventos y reuniones fuera del horario laboral, para así transmitir la sensación de que se trata de una actividad de ocio y tiempo libre, junto al resto de compañeros de trabajo.

Se trata de una práctica totalmente beneficiosa para las empresas ya que, los trabajadores no pierden horas de trabajo, pero este tiempo les ayuda a mejorar las relaciones entre los empleados.

¿En qué consiste el team building?

El team building consiste en organizar una serie de actividades por parte de la empresa, destinadas a mejorar la comunicación personal entre los trabajadores, generar una actitud positiva con los compañeros y la organización, e incrementar el sentimiento de pertenencia a la empresa.


Te interesa:

10 consejos de oro para mejorar la gestión del tiempo y cambiar la vida de tu empresa.


Generalmente son los responsables del departamento de recursos humanos los que se encargan de organizar y desarrollar las actividades de team building, buscando aquellas dinámicas que puedan mejorar la productividad y las relaciones entre los empleados.

En este tipo de actividades de team building se pretende trabajar aspectos importantes para el buen funcionamiento de un grupo, a través de la autoevaluación de cada participante, la confianza en el equipo y el compañerismo. De esta forma, se consigue además el crecimiento personal y profesional de cada trabajador.

Las posibilidades para escoger actividades son innumerables, aunque por lo general se suelen realizar “competiciones ficticias” entre diferentes grupos de empleado,  a lo que más se recurre para practicar el team building. De esta forma se fomenta el trabajo en equipo y la coordinación entre los compañeros, ayudando a relacionarse y a conocerse mejor.

Otras actividades de team building podrían ser: comidas de empresa, viajes en grupo, competiciones deportivas, asistencia grupal a eventos,…etc. En definitiva, cualquier actividad que requiera pasar tiempo juntos y ayude a fomentar la relación entre trabajadores.

¿Por qué apostar por el team building en tu empresa?

Potencia el trabajo en equipo

El trabajo en equipo es fundamental para el éxito de una empresa, y aquí el team building tiene mucho que aportar ya que fomenta la organización, la cohesión y las buenas relaciones entre los trabajadores de un mismo grupo. Ayudará en la forma de trabajar, creando un clima laboral óptimo.

Mejora la comunicación

El team building mejora la comunicación entre los empleados y con la propia empresa, algo clave para alcanzar los objetivos comunes. Al participar en dichas actividades, la comunicación y la organización son fundamentales, pudiendo trasladarse posteriormente al ámbito laboral de cada día.

Una buena comunicación ayudará a evitar malentendidos, reducirá los tiempos de trabajo, mejorará la organización  y también la cohesión, para conseguir un objetivo común.


Te interesa:

Las 7 técnicas de motivación laboral que impulsan la satisfacción de los empleados.


Aumenta la confianza entre compañeros

Para generar un buen ambiente laboral es fundamental crear lazos entre las personas que trabajan en un mismo grupo, ya que de esta forma se aumenta la confianza entre los compañeros. Esto supone unos importantes beneficios para la empresa, y también para los propios trabajadores.

Mediante las actividades realizadas durante el team building se consiguen resultados gracias al esfuerzo y a la colaboración, generando un sentimiento de confianza entre los trabajadores, que ayudará a la consecución de objetivos.

Actitud positiva

Otro de los retos del team building es fomentar la actitud positiva, algo muy importante para alcanzar los objetivos marcados; ya que muchas veces es clave la actitud con la que afrontamos nuestro trabajo.

Una actitud positiva no solo hará que una persona se sienta más feliz en su puesto de trabajo, sino que además aumentará su motivación y su productividad.

El team building hace ver a los trabajadores que para conseguir los objetivos, hay que salir de su ‘zona de confort’;  algo para lo que es fundamental mostrar esa actitud positiva.

Aumenta la creatividad

Por lo general, todos nos subestimamos y frenamos nuestro lado más creativo. El team building agudiza el ingenio y ayuda a que fluya la creatividad, dos cualidades que son necesarias para poder superar los retos con los que nos encontramos a diario

Refuerza el sentimiento de pertenencia a la empresa

Las actividades de team building ayudan a que un trabajador se sienta partícipe de la empresa, permitiéndole conocerla mejor, relacionarse con sus superiores, con otros copañeros con los que no se trabaja tanto diariamente,…etc.

Conclusión

El team building es una práctica que ayuda a crear buenas relaciones entre compañeros, mejora el trabajo en equipo y, en definitiva, consigue unos trabajadores más motivados y productivos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies