10 Consejos de oro para mejorar la gestión del tiempo y cambiar la vida de tu empresa

2018-08-30T11:51:45+00:0006/07/2018|

Gestión del tiempo

Si dispones de una empresa, nuestro post de hoy te va a resultar muy interesante a la vez que útil. Aquí encontrarás una serie de consejos esenciales para mejorar la gestión del tiempo de tus empleados que, si los llevan a cabo, les permitirán ser mucho más productivos, ganar en salud y disfrutar de más tiempo para realizar sus tareas diarias.

Unas recomendaciones que, en definitiva, cambiarán la vida de tu empresa, porque las prisas nunca fueron buenas compañeras, y menos durante una jornada laboral.

Y es que trabajar con prisas lo único que provocará será que se hagan muchas cosas sin ni siquiera pensar en lo que se está haciendo, incitará a tomar decisiones erróneas y hará que el trabajador no esté a gusto y, por tanto, no resulte productivo.

Por todo ello, te recomendamos que tomes nota de los útiles consejos para mejorar la gestión del tiempo en tu empresa. Verás que los resultados no tardan en llegar.

Recomendaciones para gestionar el tiempo y mejorar la productividad de los empleados de tu empresa

#1 – Objetivos claros

objetivos-gestion-tiempo

La primera piedra para mejorar la gestión del tiempo de los empleados y conseguir que sean más productivos, es marcar una serie de objetivos claros.

La razón no es otra que, al tener unos propósitos marcados, sabrán sobre qué han de trabajar, y lo más importante, podrán medir si el esfuerzo realizado ha dado o no sus frutos.

Es importante que esos objetivos marcados se difundan y los tengan claros todos los empleados, ya que de alguna manera podríamos decir que serán la meta hacia la que tendrán que dirigirse.

#2 – La importancia de la agenda

La agenda es fundamental para aumentar la productividad, de hecho, podríamos decir que será la mejor aliada de los empleados.

En ella podrán planificar y anotar cualquier aspecto relevante, reduciendo las posibilidades de que surjan olvidos, interrupciones y de tener que realizar improvisaciones que, por lo general, nunca salen bien.

#3 – Aclaración de tareas

Es habitual que dentro de una empresa, los empleados no tengan claras las tareas que deben realizar cada uno de ellos.

Esto es un grave error. Por tanto, es importante que, antes de comenzar cualquier tipo de proyecto, te asegures de que todos tus empleados sepan con seguridad las tareas que tienen que hacer, así como los plazos que tienen disponibles para llevarlas a cabo.

#4 – Prioridades

priorizar-tareas

Partiendo de la base de que no todas las tareas son igual de importantes, es esencial que los empleados de tu empresa aprendan a priorizar.

Aquí lo más recomendable es planificar las tareas por importancia y urgencia, y a partir de ahí, realizarlas según el equilibrio que guarden entre importancia y urgencia.

#5 – Tareas rápidas: lo primero

Este punto está estrechamente ligado al anterior, y hace referencia a que es recomendable que aquellas tareas rápidas que no requieren de demasiado esfuerzo y se pueden realizar en apenas unos minutos, se lleven a cabo lo antes posible.

La razón no es otra que quitárselas de encima sin que la lista de tareas pendientes continúe aumentando.

#6 – Descanso

Organizarse y aprender a priorizar es muy importante, pero también lo es el descanso.

No hay nada peor para la productividad de un empleado que el cansancio. Por este motivo, es mejor que se tomen treinta minutos para desconectar, volviendo a la carga una vez estén más descansados. El rendimiento será muy superior.

#7 – Controlar el correo electrónico

controlar-correo-electronico

El correo electrónico a día de hoy desempeña un papel protagonista en el día a día de los empleados de cualquier empresa.

El problema está en que se da la situación de que habitualmente es el correo electrónico el que controla a los empleados, cuando deben ser ellos los que controlen sus bandejas de entrada.

Para que esto no ocurra, la utilización de filtros que permitan clasificar los correos pendientes entre urgentes, importantes, interesantes y prescindibles, es clave, así como fijar un periodo de tiempo únicamente para la lectura y la contestación de emails.

#8 – Acaba con las distracciones

Para mejorar la gestión del tiempo de los empleados es necesario acabar con todas las distracciones posibles, que no son pocas: Internet, teléfono móvil, música, reuniones innecesarias, conversaciones interminables…

Debes estar atento y asegurarte de que estas distracciones se reducen al máximo. De esta manera, ganarán mucho tiempo para centrarse en la realización de sus tareas.

#9 – Hay que ser realista

Está bien esforzarse por tratar de mejorar la gestión del tiempo y la productividad de tus empleados, pero siempre de unos límites.

Debes ser realista y no poner unos objetivos que estén fuera del alcance de los trabajadores.

De lo contrario, lejos de obtener buenos resultados, lo único que conseguirás es aumentar la frustración de los empleados y reducir su productividad.

#10 – Delegar

Y, por último, es importante concienciar a tus empleados de la necesidad de delegar tareas cuando vean que no las van a poder abarcar ellos mismos.

Es mejor ser consciente de que no se podrá cumplir con los plazos marcados y pedir ayuda a un compañero, que no llegar a entregar el trabajo a tiempo.

Conclusión

Conseguir mejorar la gestión del tiempo de los empleados de tu empresa no es tan complicado si sabes cómo.

No dudes en aplicar este tipo de consejos en tu empresa y verás cómo la productividad de tus trabajadores sube como la espuma.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies