¿Qué son los modelos 115 y 180 y cómo se rellenan?

2018-09-27T08:49:02+00:0021/09/2018|

Modelo 115

Desde el post de AYCE Laborytax hemos querido realizar un post en el que vamos a hacer un repaso a los modelos 115 y 180.

Estas declaraciones están directamente relacionadas con el alquiler de espacios de trabajo por parte de las empresas, y sirven para informar a la Agencia Tributaria del precio que una empresa o un trabajador autónomo paga por el alquiler de su lugar de trabajo, y así ingresar la cuota correspondiente de IRPF por el arrendamiento.

¿Qué es el Modelo 115?

El modelo 115 es un modelo de liquidación trimestral, el cual se debe presentar para realizar la declaración de las retenciones del IRPF por los alquileres de trabajo.

Esto significa que si tienes una empresa o eres un trabajador autónomo y pagas por el alquiler del lugar en el que llevas a cabo el desempeño de tu actividad laboral, deberás presentar el modelo 115 cada tres meses, para informar a Hacienda de las retenciones que se te han practicado con el pago de dicho alquiler.

A través del modelo 115, es importante especificar la cantidad de dinero que no has abonado al arrendador debido a las retenciones de IRPF, en caso de que seas una persona física, o al Impuesto de Sociedades, si eres una persona jurídica.

El total de esa cantidad que se ha dejado de pagar deberá abonarse en Hacienda trimestralmente a través de este modelo.

¿Cómo se rellena el modelo 115?

A la hora de presentar el modelo 115 ante la Agencia Tributaria, habrá que rellenar un total de cinco casillas correspondientes al apartado “Liquidación”:

  • Casilla 1: se especifica el número de empresas o particulares a las que se les paga alquiler.
  • Casilla 2: hay que indicar la base de las retenciones e ingresos a cuenta, o lo que es lo mismo, la cantidad total obtenida sin restarle la retención ni incluirle el IVA.
  • Casilla 3: especificar las retenciones e ingresos a cuenta, que hacen referencia al valor total de la retención aplicada a los alquileres a lo largo del trimestre.
  • Casilla 4: únicamente se debe rellenar cuando se presenta una declaración complementaria a otra anterior, debido a una equivocación.
  • Casilla 5: es el lugar en el que hay que indicar el resultado total a ingresar, el cual deberá coincidir con lo marcado en la casilla 3.

¿Qué es el Modelo 180?

Modelo 180

Por otro lado, está el Modelo 180, que se centra en realizar un resumen anual de todas las retenciones aplicadas a través del IRPF o del Impuesto de Sociedades por el alquiler de espacios de trabajo, y que hemos ido presentado trimestralmente a través del Modelo 115.

El modelo 180 es simplemente de carácter informativo, y se debe presentar de manera anual, desde el 1 hasta el 20 de enero del año siguiente.

¿Cómo se rellena el modelo 180?

El Modelo 180 está compuesto por dos partes: una hoja – resumen y otras hojas interiores de detalle de los perceptores.

Para rellenarlo, necesitaremos obtener una relación de los gastos realizados por el alquiler de oficinas y locales comerciales, los cuales deberán estar justificados a través de las correspondientes facturas, así como de las retenciones aplicadas.

En la primera hoja – resumen deberemos especificar tanto los datos del declarante como el correspondiente ejercicio al que se refiere el Modelo 180.

En caso de que la presentación sea simplemente a modo informativo, no tendrás que marcar ninguna de las casillas.

Por otro lado, habrá que indicar el número total de preceptores, así como la suma de las bases imponibles aplicadas a lo largo del año, y el resultado de las mismas.

Es obligatorio que el resultado que presentemos en el modelo 180 debe coincidir con la suma de las cuatro declaraciones trimestrales del modelo 115.

¿Quién debe presentar los modelos 180 y 115?

Todas aquellas empresas y trabajadores autónomos que tengan un contrato de arrendamiento por el lugar en el que desempeñan su trabajo, están obligadas a presentar tanto el modelo 115 trimestralmente, como el modelo 180 de manera anual.

También hay que decir que existen ciertos casos en los que se está exento de la presentación de ambos modelos:

  • Alquileres de viviendas que pagan las empresas a sus empleados.
  • Alquiler no supere los 900 euros anuales.
  • Cuando el arrendatario tribute por algún epígrafe del grupo 861.
  • Cuando se trate de un contrato de arrendamiento financiero, a cambio de la cesión del uso de bienes inmuebles a cambio del abono periódico de cuotas.
  • Rentas obtenidas por las entidades exentas establecidas en el artículo 9.1 de la Ley del Impuesto de Sociedades.

Conclusión

Tanto el modelo 115 como el 180 tienen la función de presentar a Hacienda las retenciones por IRPF o Impuesto de Sociedades, aplicadas a las cantidades que tienen que abonar tanto los autónomos como las empresas, por los alquileres destinados a sus lugares de trabajo.

El modelo 115 es obligatorio y se debe presentar trimestralmente, mientras que el 180 tiene carácter meramente informativo y es de presentación obligatoria.

¿Quieres que un asesor profesional resuelva la gestión y declaración de estos modelos? Contacta con AYCE Laborytax y obtendrás respuestas a tu medida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies