¡Sorpresa! Consejos para actuar ante una inspección de Hacienda sin que cunda el pánico

2018-09-28T08:55:44+00:0005/02/2018|

Pocas cosas dan más miedo a un trabajador autónomo o a un empresario que recibir por sorpresa una inspección de Hacienda. En eso apenas hay diferencias: un hostelero, un empresario industrial, un fontanero o un peluquero… El temor que inspira la Agencia Tributaria es similar en todos ellos. Pero dejarse llevar por el pánico no facilitará las cosas.

Una vez que Hacienda se pone en contacto contigo para realizarte una inspección, lo mejor que puedes hacer es mostrarte colaborativo. Presenta toda la documentación que te pidan, sé educado y responde en plazo a cada notificación. ¿Quieres hacer bien las cosas? En este post te ayudamos a estar preparado ante una inspección de Hacienda. Porque ser precavido vale por dos.

Las inspecciones de Hacienda son una práctica más habitual de lo que normalmente tendemos a pensar. De hecho, en los últimos años se han incrementado sensiblemente.

El objetivo es destapar (y recaudar) las cifras de la economía sumergida asociada a determinadas actividades y sectores.

Hacienda enciende sus alarmas ante algunos resultados cuando analiza las declaraciones trimestrales y anuales de autónomos y empresas. Pero también programa inspecciones al azar.

Así que, si te ha caído una, bien puede ser porque han observado algo irregular en tu actividad o bien porque, simplemente, has tenido mala suerte.

Motivos para realizar una inspección de Hacienda en tu empresa

Las causas más habituales por las que se suele realizar una inspección de Hacienda a autónomos y empresas son las siguientes:

Deducción irregular o excesiva de gastos

No se trata de que no desgraves todo aquello que realmente sea deducible. Pero si tus partidas de gastos son excesivas, aunque sean legales, ten por seguro que, con el tiempo, Hacienda te requerirá para hacerte una inspección. Sobre todo, si tu actividad continuamente está dando pérdidas.

Una situación continuada de pérdidas se considera normal durante el primer o, a lo sumo, el segundo año de vida del negocio. A partir del tercero, ya no.

Descuadre de datos entre las declaraciones trimestrales y el resumen anual

Cuando los resultados de los resúmenes anuales no coinciden con las declaraciones intermedias presentadas a lo largo del ejercicio, las alarmas vuelven a saltar.

Por eso, es fundamental que los resultados cuadren con exactitud. Las declaraciones anuales son meramente informativas, pero hay que poner mucha atención a la hora de cumplimentarlas.

Ante la duda, mejor dejar todo en manos de tu asesor fiscal.

Solicitud de devolución del IVA

Hacienda te puede pedir que presentes toda la facturación anual si repetidamente has estado presentando solicitudes de devolución del IVA. Especialmente, cuando estas devoluciones empiezan a ser cuantiosas.

Procura llevar todo al día y conservar todas las facturas para que los señores del traje gris no te pillen en un renuncio.

Por azar

Como ya dijimos, muchas inspecciones responden a comprobaciones rutinarias y no están motivadas por una sospecha concreta.

Además, en ocasiones, una inspección de Hacienda a empresas pertenecientes a un determinado sector se hace con la finalidad de conocer un comportamiento concreto de ese sector.

Por ejemplo, cuáles son los gastos más habituales asociados a la actividad. Una vez analizados los resultados, los inspectores extraen criterios comparativos que les permiten detectar posteriormente posibles comportamientos irregulares o inusuales.

Funcionamiento de una inspección de Hacienda

como-prepararse-inspeccion-hacienda

¿Cómo prepararse ante una inspección de Hacienda?

Ante una inspección de Hacienda, te recomendamos que conserves la calma y que tengas en cuenta, sobre todo, que no tiene por qué derivar en una sanción si has cumplido con todas tus obligaciones en cada ejercicio.

Para que todo vaya bien, es fundamental que dispongas de toda la documentación: declaraciones, facturas y justificantes de gastos, nóminas, etc. Cuanto más ordenada, mejor.

Hazles llegar a los inspectores toda la documentación que soliciten (solo la que te soliciten) y pide ayuda a tu asesor para no verte desbordado por el lenguaje técnico de los funcionarios.

¿Cómo actuar ante una inspección de Hacienda sin previo aviso?

Recibir una inspección de Hacienda sin previo aviso no es una práctica habitual de la Agencia Tributaria.

De todas formas, si llegas a encontrarte en esa situación, los inspectores solamente podrán entrar en tu negocio si llevan consigo una orden judicial. Si no te la muestran, exígela.

Porque, si les permites la entrada sin orden judicial, se sobreentenderá que prestas tu consentimiento, por lo que todas las actuaciones que realicen una vez dentro serán tenidas como válidas.

Sin orden judicial, lo mejor es que te mantengas firme y no les permitas la entrada.

Pero, si los inspectores se presentan con orden judicial, no te va a quedar otra que ser colaborativo. Ellos han recibido la instrucción de tener un trato correcto y educado con los inspeccionados, por lo que es aconsejable que tú lo tengas también con ellos.

Conclusiones

Recibir una notificación anunciando una inspección de Hacienda no debe hacerte entrar en pánico. Si has hecho todo correctamente, no tienes nada que temer. Solamente procura disponer de toda la documentación que así lo demuestre.

Si cometiste algún error al presentar alguna declaración, seguramente con la documentación guardada podrás aclararlo todo y, como mucho, asumir los costes de alguna pequeña sanción.

Pero ante todo, conserva la calma y muéstrate en todo momento dispuesto a colaborar en la inspección.

¡Buena suerte!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies