5 Señas de identidad de los espacios de trabajo que favorecen la productividad de los empleados

2019-02-13T16:30:03+00:0004/01/2019|

Crear un buen ambiente laboral y aumentar la productividad de los empleados se muestra como unos de los principales objetivos de todo empresario, ya que del rendimiento de los empleados depende directamente que se puedan obtener unos buenos resultados. De ahí la importancia de contar con unos buenos espacios de trabajo que ayuden a mejorar la gestión del tiempo.

Si partimos de la base de que la mayoría de empleados pasan 8 horas o más en sus puestos de trabajo, se hace indispensable que cuenten con unas instalaciones adecuadas y perfectamente equipadas, que les permitan sentirse a gusto y dar lo máximo a lo largo de la jornada laboral. De lo contrario, será más complicado que puedan cumplir con sus objetivos.

Por ello desde AYCE Laborytax hemos creído muy interesante, a la vez que útil, realizar un post en el que vamos a dar las 5 señas de identidad que tienen los espacios de trabajo que favorecen la productividad de los empleados, para que las tengas en cuenta, y pongas todo de tu parte para favorecer el buen rendimiento de los empleados.

Consejos para crear espacios de trabajo que mejoren el desempeño laboral de los empleados

mayor-productividad

#1- Espacios abiertos y perfectamente equipados

En los últimos tiempos hay una tendencia en cuanto a los espacios de trabajo se refieren: los espacios abiertos.

Está comprobado que en aquellas empresas que cuentan con espacios de trabajo abiertos, los trabajadores rinden más y se sienten mucho más cómodos. Asimismo, este tipo de espacios mejoran la comunicación entre los empleados y generan un mejor ambiente de trabajo.

Además, el espacio destinado a cada trabajador debe estar perfectamente equipado, con una silla ergonómica, un escritorio lo suficientemente grande, y una correcta iluminación que evite la fatiga visual.

También es importante que haya ventilación y una buena temperatura, ya que de lo contrario podría provocar disconfort térmico, y una caída de la productividad.


Quizá te interesa: 

¿Bien, mal o regular? Así se mide la salud financiera de tu negocio


#2- Zonas de descanso

Es imposible que un trabajador se mantenga productivo durante 8 horas al día, sin levantarse en ningún momento de la silla ni tomarse un tiempo para descansar.

Dicho esto, es altamente recomendable que una empresa cuente con zonas habilitadas para el descanso de los trabajadores, que les permitan desconectar del trabajo durante unos minutos, descansar, darse un tiempo para reorganizar las ideas, almorzar, etc.

Aquí las posibilidades son innumerables, pero los expertos aseguran que lo más recomendable es crear un espacio que cuente con zona de cafetería, sofás o sillones para el descanso, y a poder ser, con posibilidad de salir al aire libre.

#3- Masajista

Cada vez son más las empresas que optan por incorporar un masajista en plantilla, para que así sus trabajadores puedan desconectar y aliviar las tensiones acumuladas tanto por la carga de trabajo, como por estar sentados durante horas en su puesto de trabajo.

Y la realidad es que aquellas empresas que han apostado por incluir un masajista en plantilla, han aumentado enormemente la productividad y la motivación de sus empleados. Además, también han reducido las bajas laborales.

No es de extrañar, ya que los beneficios de los masajes son innumerables:

  • Reduce el estrés, la fatiga y la ansiedad
  • Alivia la tensión muscular, dolores de cabeza, de espalda y mejoran la postura
  • Mejora la concentración mental
  • Favorece la circulación sanguínea
  • Aumenta la energía
  • Mejora el bienestar, el compromiso y la motivación

#4- La importancia de los colores

colores-oficina

Habitualmente subestimamos la importancia de los colores a la hora de pintar las paredes de una oficina y escoger el mobiliario, pero la realidad es que ciertas tonalidades provocan una serie de sensaciones en el cerebro, capaces de mejorar la productividad de los empleados y generar un buen ambiente laboral.

Según diferentes estudios, son seis los colores recomendados a la hora de crear espacios de trabajo:

  • Naranja: dada su tonalidad intensa, ayuda a los trabajadores a mantenerse activos y potencia su creatividad.
  • Azul: el azul proporciona calma, tranquilidad y mejora la confianza de los trabajadores. Muy adecuado para trabajos en los que los detalles marquen la diferencia.
  • Blanco: el blanco aumenta la sensación de amplitud y de luminosidad, lo que favorece que la mente se relaje.
  • Rojo: los beneficios que ofrece el rojo a los empleados son los mismos que los que ofrece el naranja.
  • Amarillo: el sol recuerda al sol, lo que se traduce en una mayor alegría y optimismo de los trabajadores.
  • Verde: si buscas fomentar la creatividad de tus empleados, el color verde es el más adecuado. Si te parece demasiado intenso, puedes optar por tonalidades esmeralda o jade.

#5- Añade naturaleza

Incluir plantas en los espacios de trabajo es una de las maneras más sencillas y eficaces a la hora de hacer sentir a gusto a los empleados, favorecer su productividad y también su atención cognitiva.

Las plantas además de dar un salto de calidad a la decoración y mejorar la estética de la oficina, filtran el aire y ayudan a eliminar el moho y las bacterias que haya en el ambiente.

Conclusión

Una de las principales preocupaciones de todo empresario debería ser poner a disposición de sus empleados, unos espacios de trabajo que fomenten el buen ambiente laboral y aumenten la productividad.

Toma nota de las 4 claves que acabamos de compartir, y crea un espacio de trabajo adecuado, y adaptado a los nuevos tiempos y necesidades de los trabajadores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies