Los 6 errores financieros más graves que tu PYME debe evitar por todos los medios

2018-10-23T16:59:21+00:0015/06/2018|

Errores financieros en pymes

No existe nada más negativo en la empresa que ver cómo la situación financiera de la misma se complica. A veces, bien sea por la presión o por la inexperiencia, se incurre en errores al emprender un negocio que se deben evitar a toda costa.

Es crucial tratar de evitar estos errores financieros en pymes, puesto que la primera etapa de la organización es clave para asentar una buena situación patrimonial.

¿Qué errores cometen las pequeñas y medianas empresas? ¿Cuáles son los fallos más habituales que cometen los emprendedores? A continuación, se detallan todos ellos.

Los errores financieros en pymes más habituales y peligrosos para el crecimiento de tu negocio

errores-pymes-mas-comunes

Gracias a conocer cuáles son los errores más cometidos, una empresa podrá solventarlos cuanto antes y minimizar sus efectos. ¡Toma nota!

Un mayor gasto inicial, el gran error de los emprendedores

Emprender y poner en marcha un negocio no es fácil. En los primeros días o semanas de vida de la empresa, se deben hacer una serie de inversiones lógicas y necesarias para que todo funcione. Pero no todo es válido.

Al principio, la organización puede contar con problemas de Tesorería, puesto que la actividad no es madura y fuerte.

Por ello, tener claros los costes al inicio de la actividad es fundamental, así se logra no caer en gastos innecesarios o lujosos.

Por ejemplo, comprar muebles caros, coches de lujo o máquinas autovending en la oficina no son buenas ideas al principio. Evaluar siempre todos los costes es la mejor opción.

Emprendedores con sueldos muy altos

En una pyme, especialmente cuando se comienza, los sueldos deben ir acordes a los ingresos generados.

Comenzar con un suelo muy alto, incluso cuando la compañía no tiene esos ingresos ni por asomo, puede poner en riesgo la viabilidad de la empresa.

Por ello, antes de contratar más personal o incrementar las remuneraciones, cada emprendedor debe realizar un plan de gastos o eficiencia para conocer si la compañía puede asumir estos gastos.

Los niveles de rentabilidad más elevados hacen más sólidos los negocios.

Descuido y descontrol en el flujo efectivo de caja

Un flujo de caja o cashflow constante en la empresa es ideal. Muchos emprendedores cometen un grave error: no controlar el dinero que existe en la empresa o que genera la misma es algo imperdonable que puede llevar a la organización a tener una ‘gran sequía’ de dinero.

Para no descuidarse, se recomienda contar con un flujo de caja de dos meses de costes para disponer de  buen margen de acción ante cualquier imprevisto.

La decisión de diversificar el negocio en vez de potenciar la inversión

Algunos emprendedores llegan a diversificar las ganancias tras un inicio con éxito de su negocio, en lugar de reinvertir en el negocio original.

Antes de entrar en nuevos negocios o aventuras, la empresa debe preguntar por qué lo hace y si la idea es correcta.

Principales problemas de las PYMEs con la Administración Pública

problemas-pymes-administraciones-publicas

Los problemas con la declaración de impuestos son comunes y en la mayoría de casos vienen motivados por desconocer cómo funcionan los tributos.

La falta de control de los impuestos

Otro de los errores financieros de una Pyme es no llevar un control en los impuestos que se deben pagar.

Por ejemplo, el desconocimiento del calendario fiscal para declarar impuestos como el IVA trimestral o las cotizaciones a la Seguridad Social de los empleados pagadas con demora.

Este tipo de problemas, más allá de crear un agujero en la empresa, pueden dañar su imagen, por no hablar de contar con posibles sanciones administrativas procedentes de la Agencia Tributaria.

Por ello, lo ideal es pagar los impuestos ‘día a día’ sin retrasos, conociendo a qué se destinan los impuestos y en qué plazo deben pagarse.

Muchas empresas optan por contratar un asesor fiscal, que les ayuda a presentar impuestos, evitando descuidos y sanciones futuras.

No declarar las ganancias patrimoniales en el IRPF

Los emprendedores deben saber que existe la obligación de declarar cualquier ganancia patrimonial en el IRPF.

Todos los contribuyentes están obligados a realizar estas declaraciones, especialmente si se superan los 1 500 € de incremento del valor patrimonial en el seno de la organización.

No hacerlo puede suponer problemas con la Administración con la llegada de sanciones o con la concesión de diferentes ayudas públicas.

Conclusión

Los errores financieros en Pymes, en muchos casos, generan problemas importantes para las empresas.

Especialmente los emprendedores cometen muchos de estos fallos al acometer un negocio y es importante evitarlos a toda costa si se desea que la compañía esté sana y siga adelante.

Obviando todos estos fallos o errores y poniendo atención a estos detalles, el negocio será más rentable.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies