Tengo un contrato eventual por circunstancias de la producción: ¿Cuánto dura y cuáles son sus requisitos?

2018-08-30T11:51:46+00:0025/06/2018|

Contrato eventual por circunstancias en la producción

El contrato eventual por circunstancias de la producción es un modelo de contrato por obra y servicio. Tal y como su nombre indica, tiene un carácter temporal.

Además, deben justificarse claramente las causas que han llevado a esta modalidad de contrato y su duración, siendo obligatoria su forma escrita siempre que su duración sea superior a 4 semanas, y siempre que su jornada sea a tiempo parcial.

En este artículo te explicamos qué es con exactitud, sus requisitos, duración legal y su indemnización.

¿Qué es el contrato eventual por circunstancias de la producción?

El contrato eventual por circunstancias de la producción está pensado para aquellas situaciones en las que se da un aumento de la actividad que no se preveía. Por tanto, las empresas contratan a nuevos empleados debido a que la plantilla existente no es suficiente.

Como hemos dicho, son contratos eventuales, pero no debes confundirlos con los contratos fijos discontinuos.

Ten presente que estos últimos responden a circunstancias más cíclicas que exige el mercado. Por ejemplo, exceso de pedidos en una época concreta del año en una empresa.

El contrato eventual debido a circunstancias de la producción se puede concertar también cuando el empleado se enfrenta a su primera experiencia profesional.

A su vez, si es tu primer empleo joven o si tienes menos de 30 años, estás desempleado y no tienes experiencia profesional o esta fue de menos de tres meses, las compañías pueden contratarte mediante este tipo de acuerdo eventual.

Requisitos del contrato eventual por circunstancias de la producción

requisitos-contrato-eventual-por-circunstancias-produccion

El primero de los requisitos del contrato eventual por circunstancias de producción es que esta eventualidad sea circunstancial y exigida por el mercado.

Si el convenio colectivo ha tasado las actividades en las que se pueden contratar empleados de este modo o ha establecido ciertos criterios, se mirarán para el uso de este tipo de contratos.

La duración legal del contrato

En cuanto a la duración de este tipo de contrato eventual, debes saber que las dos modalidades existentes son a tiempo completo o a tiempo parcial.

En el caso del contrato eventual por circunstancias en un primer empleo joven, la jornada que tengas de forma parcial debe ser como mínimo del 75 % correspondiente a un empleado a tiempo completo.

Dicha jornada durará como máximo 6 meses dentro de un periodo de 12 meses.

Por otro lado, la duración mínima será de 3 meses. No obstante, los convenios colectivos pueden mediante convenio modificar la regla general establecida para la máxima duración, así como el periodo.

La modificación del periodo del contrato

Sin embargo, el periodo modificado no puede exceder de 18 meses.

Si el tiempo que se acuerde es menor al mínimo, se podrá prorrogar siempre que lo hayas pactado con la otra parte.

Es de gran relevancia que en el contrato se incluya, igualmente, el periodo inicial que se preveía y la cláusula correspondiente a su incremento.

La causa justificada

Además, otro de los requisitos importantes del contrato eventual por circunstancias de la producción es que se debe establecer la causa, la circunstancia concreta y la duración máxima.

Según el tipo de actividad en el que se den las circunstancias, los convenios pueden modificar el periodo de referencia legal o convencional. Este deberá computarse desde que se produzca la causa justificativa.

Despido e indemnización del contrato eventual por circunstancias de la producción

despido-contrato-eventual-circunstancias-produccion

El contrato eventual por circunstancias de producción se termina, principalmente, porque haya finalizado el tiempo acordado con la otra parte.

Si entre los requisitos que hemos mencionado no has encontrado la obligación de notificar su finalización, esto es debido a que, de acuerdo con el Real Decreto 2720/1998, de 18 de diciembre que modificó el Estatuto de los Trabajadores en esta cuestión, nunca son superiores al año. Por tanto, tal aviso no es necesario.

Esta circunstancia se da tanto desde el punto de vista del contratante, como del empleado.

Por tanto, si eres un trabajador contratado mediante un contrato eventual por circunstancias de la producción y, finalizado el plazo, no deseas trabajar más con la empresa, no tienes tampoco por qué avisar con quince días de antelación.

En el caso de que sí quieras continuar trabajando, el contrato pasaría forzosamente a ser indefinido.

En este punto es importante matizar que existen diferencias entre no querer trabajar más con la empresa cuando finalice el plazo con respecto a la baja voluntaria.

La baja voluntaria implica que abandones el puesto de trabajo antes de que el contrato llegue a su fin, y eso sí debes notificarlo con tal antelación.

Cuando acabes el contrato, como trabajador tienes derecho a recibir la indemnización del contrato eventual por circunstancias de producción. Esta es de 12 días por cada año de servicio, tal como se estableció desde inicios de 2015.

 

Conclusión

El contrato eventual por circunstancias de producción es una modalidad de contratación sujeta a constantes inspecciones.

Por tanto, si la utilizas, es necesario que lo hagas de la forma adecuada y cumpliendo con los requisitos pertinentes, ya que hay riesgo de tener que resolver conflictos ante los tribunales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies