¿Cómo aprender a delegar tareas en tu empresa para impulsar su crecimiento?

2019-11-05T18:08:51+00:0023/10/2019|

aprender a delegar tareas en tu empresa para impulsar su crecimiento

Una de las claves para el crecimiento de todo negocio está en aprender a delegar tareas, siendo uno de los aspectos más importantes y a la vez más complicados; ya que no siempre resulta fácil ceder responsabilidades.

Al delegar tareas y no tener que hacerlo todo tú, puedes invertir más tiempo en aspectos de tu empresa que son más relevantes y te sentirás más relajado y liberado. Además tus empleados se sentirán más valorados al asumir ciertas tareas, y mejorará la organización de tu empresa, lo que impulsará su crecimiento.


Te interesa:

7 consejos prácticos para potenciar la gestión de tu negocio y su rentabilidad.


Claves para delegar tareas sin poner en riesgo la estabilidad de tu empresa

Uno de los principales problemas que se encuentran los empresarios al delegar tareas, es que dudan si las personas que vayan a ejecutar dichas tareas serán o no capaces de hacerlo correctamente.

Pero sin duda la delegación de tareas es fundamental para lograr una mayor productividad e impulsar el crecimiento de un negocio. Por eso, a continuación, te vamos a dar las claves para aprender a delegar tareas, confiar en otros y mejorar tu organización.

Claves para delegar tareas

1. Deshazte de las barreras mentales

Como hemos comentado, uno de los principales problemas al delegar es que no se confía del todo en las personas que podrían realizar esas tareas, por ello lo primero que debes hacer es eliminar las barreras mentales y decidirte a dar el paso.

Si quieres que tu empresa crezca necesitas delegar, y si crees que son tareas complejas, dedica tiempo a formar a una persona que se encargue de realizarlas. Será tiempo que estarás invirtiendo en tu negocio, y que a la larga te ofrecerá múltiples beneficios.

2. Establece qué tareas puedes delegar

Obviamente no se trata de delegar todas tus tareas, puesto que hay algunas que sí o sí tienes que realizar tú mismo.

Por ello te recomendamos que establezcas qué tareas puedes delegar, y cuánto tiempo aproximado llevaría realizar cada una de ellas. Esto te ayudará a saber si necesitas contratar una persona que se encargue específicamente de ellas, o si por el contrario podrás repartirlas entre diferentes empleados.


Te interesa:

¿Qué es el “Team Building” y por qué forja equipos más productivos?


Claves para delegar tareas

3. Define las metas asociadas a las tareas

Es importante que al delegar tareas, delegues metas dirigidas a la obtención de resultados, ya que esto será clave para mejorar la organización.

No es lo mismo tener que realizar facturas, que tener que realizar 15 facturas semanales. Por ello, si las tareas van asociadas a unas metas concretas, mejorará tanto la organización como la productividad de la empresa. 

4. Define un perfil para cada tarea

Para evitar fallos, te recomendamos que definas un perfil para la realización de cada tarea, ya que esto te ayudará a conseguir buenos resultados para tu empresa.

El perfil de la persona que se encargará de cada tarea dependerá de las metas que pretendas conseguir, así como de la complejidad y de las habilidades necesarias para su realización.

Si por ejemplo necesitas a una persona que te ayude con la facturación, deberá ser una persona con amplios conocimientos en contabilidad y en programas informáticos como Excel.

Claves para delegar tareas

5. Mide los resultados cada semana

Para comprobar si la delegación de tareas está funcionando, deberás medir los resultados semanalmente, para que en caso de que no sea así, puedas buscar soluciones antes de que sea tarde.

De esta forma podrás ver cómo avanzan las tareas y los resultados obtenidos, implantando acciones de mejora si fuera necesario, llevándolas a cabo cada semana. Asimismo, es importante que dichas acciones sean firmes y se cumplan, ya que de lo contrario no servirán para nada.

6. Reconoce el trabajo de los empleados

Una vez hayas delegado tareas, debes reconocer el trabajo de los empleados responsables de su realización, ya que de esta forma se sentirán más valorados, tendrán ganas de seguir mejorando y aumentarás su competitividad. No hay nada más satisfactorio que recibir el reconocimiento por una tarea bien realizada.

Asimismo, si el desenlace de las tareas no es el esperado también deberías hacérselo saber, informando al empleado de lo que está haciendo mal y de cómo podría mejorar esos resultados.

 

Conclusión

Delegar tareas te ayuda a que puedas enfocar tu tiempo y tu trabajo en otras cuestiones más relevantes para la empresa, y que tus empleados se sienta valorados y motivados, impulsando el crecimiento de tu negocio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies