6 requisitos para forjar equipos de alto rendimiento en tu empresa

2019-04-01T12:52:41+00:0027/03/2019|

Los equipos de alto rendimiento se caracterizan por estar formados por empleados que consiguen excelentes resultados, se sienten plenamente satisfechos con la labor que desempeñan y, cuentan con un alto nivel de motivación.

Tener un equipo de alto rendimiento en tu empresa te ofrecerá múltiples ventajas, ya que mejorará la productividad, creará un buen clima laboral y facilitará que se puedan alcanzar los objetivos marcados. Pero esto no es una tarea sencilla, por eso desde AYCE Laborytax te vamos a contar los seis requisitos para forjar equipos de alto rendimiento que debes tener en cuenta, y que te permitirán mejorar la eficacia y el rendimiento de tus empleados.

Claves para formar equipos de alto rendimiento que marquen la diferencia

Por lo general, son seis los requisitos que se deben cumplir al crear equipos de alto rendimiento. A continuación te los detallamos:

1- Objetivos claros

Lo primero de todo es que cada uno de los miembros que formen el equipo de alto rendimiento, tengan claros los objetivos que deben alcanzar. Para ello necesitan conocer a la perfección las tareas que le corresponden, para así poder focalizar el tiempo y los esfuerzos para conseguir el éxito.


Te interesa:

5 señas de identidad de los espacios de trabajo que favorecen la productividad de los empleados


También es importante que la empresa vaya midiendo y analizando las actuaciones y decisiones del grupo, comprobando que son las correctas.

Asimismo, habrá que esforzarse por conseguir que cada miembro del grupo esté altamente comprometido con el proyecto, ya que de esta forma se dará por hecho que hará todo lo posible para sacar el trabajo adelante.

2- Definición de roles

Independientemente de que se trate de un trabajo en equipo, cada integrante desempeñará un rol específico, el cual debe estar perfectamente definido. De esta manera tendrán claros los objetivos que deberán alcanzar, y les resultará mucho más sencillo trabajar en la misma dirección, evitando posibles roces entre los miembros.

La estructura del equipo debería estar compuesta por un máximo de ocho o nueve trabajadores.

Que los roles estén bien definidos se traducirá en una mayor claridad en el proceso, lo que permitirá que cada miembro sepa cuál es el camino correcto para alcanzar el éxito. Además, se favorecerá una mayor rapidez en el aprendizaje y una menor resistencia a los cambios, y por tanto, una mayor productividad.

3- Confianza y respeto

En los equipos de alto rendimiento, como en cualquier otro tipo de relación, es fundamental que todos los integrantes tengan respeto y confianza entre ellos, así como que se ayuden y se den apoyo.

Se muestra imprescindible que haya una comunicación abierta, flexible, fluida y eficaz entre los miembros del equipo y de la empresa, para así facilitar la coordinación de cada una de las acciones.

Es importante definir la forma de comunicación que va a seguir el equipo.

En cuanto a la confianza, dependerá del carácter y personalidad de cada persona, ya que mientras algunas personas confían en los demás desde el primer momento, hay otras que necesitan un poco más de tiempo.

La confianza y el respeto favorecerán la comunicación y el buen clima entre los integrantes del equipo, facilitando la toma de decisiones correctas. Algo importante no solo entre los trabajadores, sino también con la dirección.

4- Participación

Para conseguir el óptimo rendimiento y la productividad del equipo de trabajo es importante que cada miembro tenga un compromiso individual, pero también debe tener una visión global y un sentimiento que le haga sentir parte de un equipo. De esta forma se sentirá más valorado y tendrá una mayor motivación para alcanzar un objetivo.

Asimismo, es obvio que cada integrante del equipo se sentirá más a gusto desempeñando unas labores que otras, lo que hace que sea importante lograr el equilibrio perfecto entre los miembros del equipo.

5- Liderazgo

Aunque se trate de un equipo, es altamente recomendable que uno de los miembros ejerza de líder y coaching a la vez. La persona encargada debería ser designada por el CEO o director de la empresa, y sus principales funciones deberían ser (entre otras) la organización de los trabajadores, mantener la motivación, tomar decisiones correctas, etc.


Te interesa:

7 libros de motivación empresarial que impulsarán el éxito de tu negocio


6- Celebración de los éxitos

El papel que desempeña cada miembro dentro del equipo es muy importante para alcanzar los objetivos marcados, por ello una de las claves para favorecer el buen ambiente dentro del equipo, es celebrar los éxitos obtenidos de manera común.

 

Conclusión

Confeccionar equipos de alto rendimiento se considera como una de las claves del éxito para las empresas, siendo fundamental para alcanzar los objetivos marcados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies