Formas reales de reducir costes fijos en tu negocio (que estás pasando por alto)

2020-04-30T16:32:02+00:0016/03/2020|

Reducir costes fijos

Es obvio que todos en nuestras empresas queremos pagar lo menos posible, y estamos buscando constantemente diferentes alternativas que nos permitan sanear nuestras cuentas y reducir costes fijos, con el objetivo de sacar el máximo partido a los ingresos obtenidos.

Dicho esto, la reducción de costes es uno de los mayores quebraderos de cabeza de las empresas, hasta el punto de que muchas empresas siguen una estrategia enfocada a aumentar los ingresos en vez de a reducir costes, ya que en la mayoría de casos se muestra más sencillo.

Conscientes de su dificultad, desde AYCE Laborytax vamos a mostrar diferentes formas reales para reducir costes fijos en tu negocio sin perder recursos ni bajar la productividad.


Te interesa:

Sugerencias para gestionar los excedentes de tesorería en tu empresa.


Pautas para reducir costes fijos en una empresa y ganar más gastando menos

> Mejorar la gestión de stocks e inventarios

Uno de los puntos más importantes para una empresa es la correcta gestión del stock y los inventarios, siendo recomendable evitar que la producción se almacene durante demasiado tiempo, puesto que de esta forma el capital utilizado en la producción se mantendría inmovilizado, lo que supondría mayores costes de almacenamiento.

Cuanto mayor sea la tasa de rotación de stocks o inventario, mayor será el excedente obtenido, y por tanto, menos serán los costes. Asimismo, hay que tratar de reducir lo máximo posible los stocks defectuosos, que suponen un coste irrecuperable para las empresas.

> Gestión de cobros y pagos

La mayoría de empresas se preocupan por vender lo máximo posible sin prestar atención a las condiciones de venta, lo que es un grave error, ya que unas malas condiciones podrían generar problemas de liquidez, entre otras cosas, porque habrá que pagar a los proveedores antes de haber cobrado a los clientes.

Aquí lo ideal sería cobrar los productos vendidos antes de pagar por ellos, para así evitar tener que utilizar dinero de nuestras reservas.

> Reducir gastos financieros

Reducir costes fijos

Posiblemente reducir los gastos financieros sea lo más complicado, principalmente porque las pequeñas empresas y negocios no tienen el poder suficiente para negociar con los bancos, lo que hace que en muchos casos tengan que enfrentarse a condiciones prácticamente inasumibles que podrían generar serios problemas a nivel económico.

Asimismo, también hay que prestar atención a los gastos generales, que son aquellos que pasan desapercibidos dentro de un negocio, pero a final de mes suponen un importante gasto.

Algunos de estos gastos generales serían los gastos por la factura eléctrica, agua, Internet, telefonía, servicios de limpieza, etc.


Te interesa:

Calendario fiscal para 2020: la guía para que tu empresa cumpla sus obligaciones con Hacienda.


> Optimizar el ciclo logístico

Para reducir gastos fijos habría que optimizar el ciclo logístico de la empresa, que se entiende como aquellos procesos que se dan desde que la empresa recibe los productos, hasta que el cliente lo compra finalmente.

Una de las cosas más eficaces es acabar con los tiempos muertos, para así evitar perder eficiencia y aquellos costes relacionados con los retrasos en las entregas, roturas de maquinaria,… etc.

Aquí también hay que prestar atención a los errores de personal, que también pueden generar importantes gastos adicionales. El principal problema es que controlar los errores de personal es complicado, encontrando en la concienciación y en los incentivos a los trabajadores la mejor opción para subsanarlos.

> Compromiso de los trabajadores

Reducir costes fijos

Contar con el compromiso de los trabajadores es fundamental para reducir costes fijos, y para promover dicho compromiso, una idea es valorizar e incentivar a aquellos trabajadores que actúen a favor del ahorro de la empresa, ya sea con beneficios dentro de la empresa, días de vacaciones, etc.

> IBI e IAE

Los impuestos locales como el IBI y el IAE suponen un importante gasto para las empresas, por ello se recomiendan revisarlos detenidamente y tratar de optimizar el valor catastral del inmueble, que es la base de cálculo de ambos impuestos. Si se consigue, el ahorro económico puede ser muy significativo.

> Ahorros en gastos de personal

Sin duda, el mayor gasto de las empresas está en sus empleados, y por tanto, cuando tratamos de reducir costes en lo primero que nos fijamos es en nuestra plantilla.

Con esto no nos referimos a despedir trabajadores para ahorrar costes, pero sí a contratar empleados multidisciplinares y especializados en diferentes áreas, con el objetivo de que puedan cumplir con distintas funciones dentro de la empresa, sin necesidad de contratar trabajadores extra.

Asimismo, una buena opción para reducir costes fijos es externalizar diferentes tareas, como puede ser la gestión de nóminas, de personal o de impuestos, lo que te ofrecerá un ahorro importante además de la seguridad de contar con un servicio especializado.

Reducir costes fijos

Conclusión

Estas son solo algunas de las formas reales para reducir costes fijos en tu empresa o negocio, sin que la productividad se vea perjudicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies