¿Cómo poner freno al estrés prevacacional en tu empresa sin que cunda el pánico?

2018-08-30T11:51:44+00:0018/07/2018|

Estrés prevacacional

Ahora que el verano ha comenzado, se acerca la temporada de vacaciones para los empleados de tu empresa, lo que a priori debería ser algo que les motivase y les hiciese resultar más eficaces en el desempeño de su trabajo.

Sin embargo, la realidad es que son muchos los trabajadores que, debido a la cercanía de sus vacaciones, sufren estrés prevacacional.

Muchos de nosotros hemos oído hablar del estrés postvacacional, aquel que aparece cuando nos incorporamos a nuestro puesto de trabajo tras unos días de vacaciones.

Pero, cuando los días de vacaciones se acercan, el estrés también hace acto de presencia, haciendo que los empleados no consigan estar metidos de lleno en su trabajo, siendo la empresa la que sufre las consecuencias de esta situación.

Conscientes de ello, desde AYCE Laborytax hemos querido preparar un post en el que te demos una serie de consejos para ponerle freno al estrés prevacacional en tu empresa sin que cunda el pánico.

¿Qué es el estrés prevacacional?

El estrés prevacacional, tal y como su propio nombre indica es el que aparece los días antes de comenzar las vacaciones estivales, debido a la sensación de sentirse desbordado ante las múltiples tareas que quedan por cerrar, y a la falta de recursos disponibles para poder abordarlas, a lo que además hay que sumar el estrés que genera la organización de unas vacaciones.

Esto hace que la cercanía de las vacaciones no sea siempre una experiencia positiva.

De hecho, diferentes estudios han demostrado que alrededor del 30% de los trabajadores padecen estrés antes de sus vacaciones.

4 factores que provocan el estrés antes de las vacaciones

prevenir-estres-prevacacional

Aunque la falta de organización suele ser la principal razón por la que aparece el estrés antes de las vacaciones, son diversos los factores que motivan esta situación de estrés.

Toma nota:

Falta de organización

Como ya hemos dicho, la falta de organización suele ser la principal culpable de que un empleado sufra el temido estrés prevacacional.

Esto en muchos casos se debe a una falta de planificación de las vacaciones con suficiente antelación, lo que hace que se deba trabajar a contrarreloj para conseguir cerrar todas las tareas pendientes.

Para que esto no ocurra, es importante que la empresa cierre las vacaciones de sus trabajadores con varios meses de antelación, para que así tengan el tiempo necesario para organizarse y evitar que el estrés acabe apoderándose de ellos.

Autoexigencia

Otro factor que provoca el estrés antes de las vacaciones es la alta autoexigencia de los empleados, que hace que no sepan llevar una gestión del tiempo eficiente ni diferenciar entre las tareas que deben dejar finalizadas, y las que podrían abordar a la vuelta de las vacaciones, acabando con una sobrecarga durante los días previos a las vacaciones.

Percepción de riesgo

Muchos trabajadores también tienen miedo a que, al no finalizar las tareas pendientes, puedan sufrir consecuencias por parte de la empresa.

Esto les hace vivir en una situación de riesgo que genera una tensión constante, afectándoles a su rendimiento laboral e incluso a su salud.

Falta de flexibilidad

La falta de flexibilidad hace que muchos trabajadores no consigan adaptarse a los cambios que suponen las vacaciones estivales, aumentando la sensación de estrés prevacacional en detrimento de la sensación de ilusión o felicidad.

Consejos esenciales para prevenir el estrés prevacacional

factores-estres-antes-vacaciones

Para evitar que los empleados de tu empresa acaben sufriendo el temido estrés prevacacional, es recomendable que unos meses antes les conciencies de la necesidad y de la importancia de que vayan organizándose para que, como se dice coloquialmente, no les acabe «pillando el toro».

Para ello, estos consejos te serán de gran utilidad:

Tareas a realizar antes del verano

Es importante que los empleados sean conscientes de las tareas que sí o sí deberán dejar finalizadas antes de las vacaciones.

Para ello, escribirlas previamente puede ser de gran ayuda, para así tenerlas claras sin necesidad de estar recordándolas constantemente, lo que aumenta el consumo de energía y, por tanto, la sensación de estrés.

Delegar tareas

Es fundamental concienciar a tus empleados de que confíen en sus compañeros, y de que no duden en delegar tareas cuando crean que no van a poder afrontarlas por sí mismos.

De esta manera, no solo conseguirán cerrarlas a tiempo, sino que además favorecerá el sentimiento de equipo.

Priorizar

Otro factor indispensable es que los trabajadores aprendan a priorizar tareas, diferenciando entre aquellas que son realmente importantes y las que pueden aplazarse.

De hecho, este es otro de los factores que motivan la aparición del estrés prevacacional.

Hábitos saludables

Por último, si los empleados siguen unos hábitos de vida saludables, también le ayudará a sentirse mejor con ellos mismos (alimentación equilibrada, descanso, ejercicio físico, etc.), reduciendo las posibilidades de sufrir estrés ante la llegada de las vacaciones.

Conclusión

El estrés prevacacional es una realidad a la que deben enfrentarse cada verano múltiples empresas, reduciendo el rendimiento de los trabajadores y impidiéndoles ser tan productivos como deberían.

Para prevenirlo y que no afecte a los trabajadores de tu empresa, estate alerta y aplica los consejos que te acabamos de mostrar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies