Claves del Funcionamiento de las Deducciones Fiscales en I+D+i

2018-08-30T11:51:58+00:0013/11/2017|

Las deducciones fiscales en I+D+i son importantes para fomentar la actividad económica de las empresas. En los últimos años, las Administraciones Públicas han buscado fomentar estas actividades que son las que más ayudan a añadir valor a los productos o servicios.

En el caso concreto de España, se presenta la necesidad de ganar en competitividad en una economía que tradicionalmente ha dependido de actividades de bajo valor añadido y de alta temporalidad. Si bien en los países desarrollados hace décadas que se han introducido estas posibilidades, aquí es relativamente reciente.

En el artículo, se explican las deducciones en I+D, la naturaleza de este concepto, qué apartados abarcan y cómo se aplican en la fiscalidad de España.

¿En Qué Consisten Las Deducciones Fiscales Por I+D+i?

Las deducciones fiscales en I+D+i son descuentos que las empresas pueden realizar sobre el beneficio bruto de la empresa y que, en consecuencia, suponen una rebaja. La mayoría de los estados desarrollados contemplan esta posibilidad, que en España se denominan «deducciones fiscales por innovación».

El objetivo es incentivar la inversión de las empresas para así poder crecer y adaptarse a las necesidades de la actual economía global.

Por otra parte, también se introducen bonificaciones fiscales en las cuotas a la Seguridad Social a la hora de contratar personal cualificado, siempre y cuando se pueda demostrar que se dedica a este ramo.

De esta manera, se favorece la competitividad de las empresas. Uno de los grandes problemas de la empresa está, precisamente, en que la contratación de este tipo de trabajadores ha escaseado y, por lo tanto, las posibilidades de aumentar los márgenes de beneficio se han reducido.

La condición fundamental para acceder a estos incentivos fiscales por I+D+i es poder acreditar que la empresa, grande o pequeña, realiza actividades de investigación y desarrollo.

En algunos casos, bastará con una factura mientras que, en otros, se necesitará un informe de la Administración Pública que tendrá carácter vinculante.

Además de la bonificación para la empresa que realiza las operaciones, hay dos aspectos importantes que hay que conocer a la hora de percibir deducciones fiscales por innovación, que son los siguientes:

  1. Las compañías que contratan un servicio de innovación y desarrollo a una tercera persona tienen derecho a realizar estas deducciones.
  2. Sí se pueden deducir actividades de innovación y desarrollo que se realicen fuera de España, siempre que sea en un país perteneciente a la Unión Europea.

Las Principales Deducciones por I+D+i en 2017

El Ministerio de Hacienda de España, a través de la Agencia Tributaria, ha establecido unos baremos que sirven para calcular las cuotas de deducción y bonificación.

No obstante, es importante señalar que estos se encuentran sujetos a las decisiones que tome el Gobierno y que, por lo tanto, pueden cambiar de un año a otro. Por eso es bueno contar con el apoyo de un asesor fiscal y contable.

1 – Inversiones en inmovilizado material e inmaterial

Una de las principales deducciones fiscales en I+D+i en el impuesto de sociedades es el 8 % que la empresa se puede descontar en las inversiones en inmovilizado material e inmaterial.

Es importante destacar que la deducción se ha de aplicar solo a este tipo de compras el año correspondiente a la liquidación del tributo. Esta es la deducción más fácil de realizar y de las más comunes, puesto que tan solo requiere de incluir en la contabilidad de la empresa estas inversiones.

2 – Compra de material relacionado con actividades I+D+i

También es posible aplicar una deducción de los gastos en investigación y desarrollo referidos a la compra de bienes relacionada con este concepto, que puede ascender al 25 % del total.

Ahora bien, en algunos casos la cantidad podría ascender hasta el 40 %, siempre y cuando la inversión esté precedida de otros ejercicios y haya aumentado con respecto al anterior.

De todas formas, para descontar el máximo se tienen que dar una serie de supuestos muy especiales que habrá que consultar.

3 – Bonificaciones en Seguridad Social para personal investigador

La bonificación en las cuotas a la Seguridad Social del personal que se dedique en exclusiva a trabajos de investigación y desarrollo es del 17 % del total.

A este respecto, lo preceptivo es que la Administración facilite un informe de que el trabajador se dedica a estas actividades y, de lo contrario, no se tendrá que aplicar.

Conclusión

Las deducciones en I+D+i están sujetas a cambios anuales dependientes del Gobierno, de manera que es conveniente consultar con algún asesor fiscal que pueda garantizar que estos descuentos se realicen conforme a la ley.

Como existen varias interpretaciones posibles, es fácil que pueda haber confusiones o malos entendidos que acaben en sanciones económicas que se pueden evitar.

En cualquier caso, hay que concluir que hoy es posible rebajar sustancialmente el porcentaje de la inversión en investigación y desarrollo gracias a estas deducciones y bonificaciones. Por este motivo, el conocimiento de los matices de la legislación al respecto es fundamental.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies