¿Cómo corregir errores en la declaración de la renta una vez presentada?

2018-08-30T11:52:01+00:0011/08/2017|

Seguramente ha hecho la Declaración de la Renta y tiene la mismas dudas que asaltan a muchos. ¿Obtendré el resultado que salía en mi borrador de la Declaración de la Renta? ¿Habré cometido errores en la declaración? ¿Podré comprobar el estado de la declaración de la renta una vez entregada? No se preocupe; si comete un fallo, no está solo ante el fisco.

El sistema tributario español prevé contingencias similares a las que exponemos. Rectificar la declaración de la renta es posible, aunque implica una serie de pasos y siempre será más engorroso que entregar la documentación tal y como se exige.

A continuación, repasamos algunas claves que le ayudarán a solventar su problema si necesita revisar la declaración una vez presentada.

Todo Empieza por un Buen Borrador de la Declaración de la Renta

Si quiere quedarse tranquilo, lo mejor es que, ante cualquier duda, se pongas en manos de asesores fiscales profesionales. Ellos le guiarán a la hora de presentar el borrador de la forma correcta, evitando errores posteriores que puedan conducir a las temidas sanciones.

Es importante resaltar que estas no se producen siempre, sino en casos muy concretos:

  1. Si su declaración le sale a pagar.

Este es uno de los casos menos importantes. Si está dentro del plazo de revisión, bastará con que presente una declaración complementaria. De este modo, conseguirá evitar una sanción que, estando fuera de plazo, deberá abonar seguro. Dicha sanción variará en función del retraso acumulado.

 

  1. Si su declaración le sale a devolver.

No tiene que preocuparle. Posiblemente, se trate de errores en los datos personales o fiscales, que no supondrán sanción económica alguna. Bastará con que solicite una rectificación, y todo arreglado.

Es Común Cometer Errores en la Declaración de la Renta, pero Debe Subsanarlos.

Como señalamos, es posible y normal que surja algún problema con la declaración de la renta.

No obstante, es fundamental que tenga clara la importancia de corregirlos. De lo contrario, podría tener que afrontar sanciones severas por parte del fisco que, además, pocas veces logrará recurrir.

2 Situaciones Excepcionalmente Problemáticas ante Errores en la Declaración

  1. Si no se percata del error.

Usted no se dará cuenta pero, como es lógico, Hacienda tomará cartas en el asunto, procediendo a hacerte una declaración paralela.

Recibirá una notificación en la que el fisco le informará de los datos que has declarado frente a los que no constan o tienen información incompleta.

Si esto sucede y se demuestra su error, deberá abonar una sanción. La cantidad para desembolsar variará mucho de un caso a otro. Esta es, sin duda, la situación más adversa a la que puede tener que enfrentarse.

  1. Si hay varios errores en su declaración.

Si ya ha confirmado su borrador y, tras esto, se da cuenta de que contenía numerosos errores, lo mejor que puede hacer es presentar una declaración sustitutiva.

Esta acción implica corregir por completo su declaración de la renta, presentando otra que sustituye a la anterior a todos los efectos.

Evitará una sanción siempre y cuando lo haga durante el plazo oficial de presentación.

Comprobar el Estado de la Declaración de la Renta Es una Buena Medida de Seguridad

Si tiene dudas sobre la situación en la que se encuentra su declaración, hoy en día es posible realizar una consulta telemática para evitarse un mal rato.

Para acceder y comprobar el estado de su declaración de la Renta para 2017, solo necesitará visitar la web oficial de la Agencia Tributaria, iniciando sesión a través de su certificado o DNI electrónico, una clave PIN o su NIF, primer apellido y clave del borrador del año anterior.

Es importante que conserve de forma organizada todas las claves que Hacienda le facilite durante el procedimiento, ya que es posible que las necesite más adelante.

Una buena idea es conservarlas durante 5 años, que es el tiempo que Hacienda tiene para revisar declaraciones anteriores. Así se asegura de no llevarse disgustos inesperados.

Conclusión

Aunque los asuntos fiscales son una cuestión que puede causarñe preocupación, la realidad es que, en la mayoría de ocasiones, es posible rectificar la Declaración de la Renta si has cometido algún error. Con todo, es lógico que se lleve un susto al recibir una carta de la Agencia Tributaria.

Si esto sucede, lo más importante es que analice con calma el problema, determinando con precisión en cuál de las circunstancias anteriores se encuentra. Salir al paso del asunto y entregar la documentación precisa dentro de plazo es la clave para evitar sanciones importantes.

Es fundamental que entienda que, aunque los trámites de la Declaración de la Renta puedan suponer un engorro, entregarlos en tiempo y forma es la única manera de evitarse un buen disgusto. Recuerde que, pase lo que pase, siempre habrá margen para arreglar las cosas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies