¿Cómo afectarán los aranceles de EE.UU. a las empresas españolas?

2019-10-29T18:07:05+00:0009/10/2019|

El pasado 18 de octubre de 2019, el Gobierno de Estados Unidos anunció que, siguiendo las medidas proteccionistas que está aplicando en su país, comenzará a imponer aranceles comerciales a productos de la Unión Europea, tras el fallo a su favor de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

La OMC estableció que, tras una larga disputa comercial, el Gobierno de Estados Unidos podría imponer a la Unión Europea sanciones comerciales de hasta 7.500 millones de dólares anuales (6.900 millones de euros), debido a que la empresa americana Boeing sufrió la pérdida de muchos contratos y ventas comerciales, a consecuencia de los subsidios otorgados desde la UE a la empresa Airbus (competencia europea de Boeing).

Estos aranceles afectarían principalmente a Francia, Alemania, Reino Unido y España, ya que la OMC considera que han sido los principales responsables de los subsidios a Airbus, y que ha considerado como ilegales.

Aunque queda por ver en qué se concretarán estas medidas, por el momento se impondrán aranceles adicionales del 10% a las aeronaves civiles grandes que la Unión Europea vende a EE.UU. y del 25% al resto de aviones.

Además, la medida afectará a más de 150 productos a los que se les impondrá un gravamen del 25% (como el vino, el queso fresco o el aceite de oliva).

Esta situación podría iniciar una “guerra arancelaria” entre Estados Unidos y la Unión Europea.


Te interesa:

Situación de la exportación e importación de productos industriales.


¿Qué consecuencias tendrán para España los nuevos aranceles de EE.UU.?

España será uno de los cuatro países que más sufrirán las consecuencias de los aranceles de Estados Unidos, ya que junto a Reino Unido, Alemania y Francia, es accionista y cuenta con diferentes fábricas de Airbus, de componentes para las aeronaves comerciales y militares.

Pero más allá del gravamen que habrá que pagar por exportar determinados productos, esto ha creado una fuerte distorsión dentro de la propia Unión Europea, ya que algunos de esos productos quedarían exentos de dicho gravamen cuando fueran de procedencia italiana, griega o irlandesa. 

Para hacernos una idea de la magnitud que suponen para nuestro país estos aranceles, hay que tener en cuenta que sólo en 2018 las empresas españolas vendieron a Estados Unidos 299 millones de euros en vino y 405 millones de euros en aceite de oliva.

Aunque no solo España, Francia, Alemania y Reino Unido se verán afectados por estas medidas. También se aplicarán aranceles del 25% productos de los 28 países de la Unión Europea, como a la carne de cerdo (incluido el jamón), los moluscos, los mariscos y frutas como las naranjas, mandarinas, clementinas y limones. Productos que, especialmente proceden en su mayoría de empresas españolas.

Esto supondría grandes pérdidas para las empresas de nuestro país, que verían como tendrían que destinar gran parte de sus ganancias, al pago de los aranceles impuestos por Estados Unidos.


Te interesa:

Exención del IVA en servicio de exportación de bienes realizados por cuenta propia por el socio de la empresa.


Aranceles de EEUU: la guerra comercial que ‘se avecina’

Con los nuevos aranceles de EE.UU. la OMC prevé que el crecimiento del comercio mundial se reduzca a más de la mitad. Es más, desde que se anunció esta medida, los mercados de todo el mundo sufrieron fuertes descensos, debido principalmente a las muestras de debilidad que están dando las principales economías del planeta.

Esto podría provocar una importante guerra comercial entre la Unión Europea y Estados Unidos. De hecho, la idea del Gobierno de EEUU es aplicar estos aranceles a la mayor cantidad de productos posible. 

A pesar de estas intenciones del Gobierno de EEUU y de los aranceles creados, no van a poder imponerse a todos los productos, ya que en ese caso y de modo colateral, se verían afectadas importaciones de EEUU por valor de 15.200 millones de dólares anuales (13.866 millones de euros), que es el doble de lo autorizado por la OMC.

 

Conclusión

Aunque habrá que esperar para ver cómo afectan realmente estos aranceles de EE.UU. a nuestro país y al resto de países de la Unión Europea, todo apunta a que se aproxima una guerra comercial que podría desembocar en pérdidas millonarias tanto para las empresas de la UE, como para las empresas de Estados Unidos.

En AYCE Laborytax, seguiremos muy atentos cómo van evolucionando estos acontecimientos para poder mantener a las empresas informadas al respecto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies