Claves para entender cómo funciona el Sistema de Liquidación Directa de cotizaciones a la Seguridad Social

2018-08-30T11:51:51+00:0023/04/2018|

Sistema de liquidación directa

La automatización es una tendencia generalizada en los servicios de la Administración y se aplica también para el cobro de impuestos o cargas sociales.

El Sistema de Liquidación Directa Creta de la Seguridad Social es el sucesor del antiguo sistema Red y entró en vigor a través de la Ley 34/2014.

En este artículo te explicamos con más detalle en qué consiste, cuándo entró en vigor y qué tienen que saber las empresas para su uso.

¿Qué es el Sistema Creta o Sistema de Liquidación Directa?

El Sistema Creta (Control de la Recaudación a nivel del Trabajador) es la forma que tiene la Seguridad Social para interactuar con los empleadores y calcular las cantidades a pagar por cuotas sociales, gestionando las liquidaciones.

La principal diferencia entre el nuevo Sistema de Liquidación Directa con respecto al anterior sistema vigente, el Red, es que es la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) la que se encarga de calcular la cantidad a pagar por parte de cada contribuyente.

Se facilita la información mediante un borrador y, si estás conforme, tan solo tendrás que confirmarlo; supone una ventaja cualitativa con el sistema Red, en la línea de simplificar las actuaciones.

Lo cierto es que la TGSS ya había implementado sistemas automáticos con anterioridad y el Red era el sistema que se utilizaba habitualmente, teniendo las empresas que interactuar directamente a través de Internet.

No hay grandes cambios para las empresas a la hora de aplicar el sistema Creta, pero sí que te interesa conocer su funcionamiento y los beneficios que supondrá para ti.

Beneficios de aplicar el sistema Creta

Los beneficios de aplicar el nuevo sistema son varios, pero podemos destacar dos sobre los demás. Eso sí, hay que plantearlos desde la perspectiva de las empresas porque, dependiendo del caso, las ventajas son diferentes.

  1. Aporta la ventaja de automatizar los procesos, simplificar los trámites y ahorrar en gastos de gestión, sobre todo en el caso de las empresas que no tienen que destinar recursos para realizar los cálculos.
  2. En segundo lugar, lo que no es menos importante, estas herramientas permiten reducir el fraude o los cálculos incorrectos que generan trastornos a las empresas y a las administraciones.

Entrada en vigor del nuevo Sistema de Liquidación Directa

El Sistema Creta fue aprobado como método preferente para la Seguridad Social con la Ley 34/2014, de 26 de diciembre, de liquidación e ingreso de cuotas.

Entró en vigor el 1 de enero de 2015, pero su introducción ha sido progresiva porque era la propia Seguridad Social la que se ponía en contacto con los contribuyentes que utilizaban el antiguo sistema Red.

No obstante, tenemos que indicar que el Sistema de Liquidación Directa ya funciona en todas las empresas con notable éxito, puesto que los cambios a introducir respecto al sistema antiguo son pocos.

Funcionamiento del Sistema Creta de la Seguridad Social

nuevo-sistema-creta-liquidacion-directa

En el Sistema Creta de la Seguridad Social la empresa tiene que facilitar una serie de datos a la TGSS, pero no tiene que hacer el cálculo de la cantidad que debe liquidar, a diferencia de lo que sucedía en el sistema Red.

Por otra parte, los plazos de presentación son los de antaño y no se pueden cometer descuidos porque, sin los datos, no se puede generar el borrador.

En primer lugar, tendrás que solicitar un recibo de pago y, para ello, la empresa tiene que aportar los datos a la TGSS.

Básicamente, tendrá que incluir el periodo de cotización de sus trabajadores, las bases salariales, las cantidades a deducir y las que se deben compensar.

Esta información ya se tenía que incluir en el sistema Red, pero ahora la TGSS se encargará de hacer cálculos de forma autónoma. No tienes que preocuparte, por tanto, de calcular las bases de cotización totales ni la cantidad a pagar porque ya lo hará la Seguridad Social.

La TGSS calcula la cantidad que tienes que pagar cada mes con la información que le suministres, por lo que te ahorrarás presentar el antiguo documento TC1 de autoliquidación.

Cuando corresponda, se te enviará un borrador con las cantidades calculadas y, si estás de acuerdo, se emitirá un recibo y solo tendrás que pagar la cantidad.

Solo en caso de discrepancia puedes enviar una reclamación a la TGSS para que revise la cantidad a pagar y, en caso de que no hubiese acuerdo, podrías utilizar la vía administrativa.

Conclusión

El Sistema de Liquidación Directa o Creta de la Seguridad Social es fácil de adoptar y únicamente has de tener en cuenta la necesidad de ser veraz en la información que facilites para evitar confusiones que generen sanciones.

En cualquier caso, es evidente que se reducen las posibilidades de error, por lo que su uso está siendo exitoso y, para quien utilizaba ya el sistema Red, la transición ha sido fácil.

De todas formas, si tienes dudas acerca de algún detalle concreto, puedes consultar los asesores de AYCE Laborytax.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies