Descubre los 7 errores más frecuentes en la gestión de clientes y cómo tu empresa puede solucionarlos

2019-07-25T12:02:52+00:0017/06/2019|

Ofrecer un mal servicio, una mala calidad en el producto o tener unos precios excesivamente elevados, son algunos de los errores que más cometen las empresas en cuanto a la gestión de clientes se refiere, mostrándose como “principales culpables” de que un potencial cliente acabe buscando otras opciones dentro de nuestro sector o dirigiéndose a la compatencia.

Conscientes de esta situación, y también de que los clientes son clave para el éxito de toda empresa o negocio, hemos querido repasar cuáles son los errores más frecuentes en la gestión de clientes, así como sus posibles soluciones.

¿Por qué una buena gestión de clientes es tan importante?

La gestión de clientes es el pilar sobre el que se deben sostener el desarrollo y el crecimiento de una empresa. Tomar medidas como la introducción de innovaciones tecnológicas, orientadas a mejorar la gestión del cliente; o analizar las necesidades de los clientes, hacen que sea indispensable no solo para captar nuevos clientes, sino también satisfacerlos y llegar a fidelizarlos.

Las técnicas empleadas para mejorar el bienestar y la satisfacción de los clientes son conocidas como Customer Relationship Management (CRM), que significa >> Gestión de Relacionas con Clientes. Su función es la de ofrecer soluciones a las empresas para fortalecer sus comunicaciones con los clientes, y así darles una mejor imagen de la empresa.

Además una buena gestión del cliente permite monitorizar, clasificar y medir el comportamiento de nuestros consumidores, para poder atenderles de una manera segmentada y personalizada. Esto se traducirá en un incremento de ventas y en una mayor satisfacción de nuestros clientes.

Principales errores en la gestión de clientes que debes evitar en tu empresa

Gestión de clientes

1 – Dar unas expectativas superiores a la realidad

Cuando desde tu empresa das a tus clientes unas expectativas que después no se cumplen, se genera una sensación de malestar y de decepción. Nuestra recomendación al respecto, es que nunca prometas más de lo que realmente puedas dar. Debes dar a tus clientes unas expectativas que se ajusten a la realidad, ya que de esta forma será más fácil conseguir afianzarlos y que tengan una mayor satisfacción como clientes.

2 – Precios fuera de mercado

Gestión de clientes

Es cierto que hay productos o servicios a los que por mucho que se quiera rebajar el precio, continuarán teniendo un coste realmente elevado. Pero también existen muchos casos en los que las empresas venden sus servicios o productos con unos precios que están fuera del mercado, lo que genera rechazo entre los clientes.

Esto se debe principalmente a que no han estudiado cómo pueden reducir los costes, y también a que muchas empresas pretenden aumentar los precios, para así también aumentar sus beneficios.

3 – No conocer tus propias limitaciones

Lo primero para que un cliente quede satisfecho con tu servicio, es conocer tus propias limitaciones. No cometas el error de ofrecer un servicio que no estés capacitado para ofrecer, ya que de lo contrario ofrecerás un servicio con una calidad inferior a la esperada, o con unos plazos de entrega superiores a los establecidos.

4 – No estudiar a tu competencia

Gestión de clientes

Estudiar a tus principales competidores es fundamental, ya que de esta forma sabrás qué es lo que están haciendo, para así tomar las medidas necesarias para superarlos. Si te crees el mejor del mercado y forjas tu estrategia de gestión de clientes sin mirar a los demás, tienes muchas posibilidades de fracasar.

5 – No readaptar el producto

Los tiempos cambian y el mundo de los negocios todavía más, por ello es importante estar alerta y mantenerte actualizado, para así readaptar tus productos y servicios, en función de las necesidades de tus clientes y de lo que marque el mercado en cada momento.

6 – Deficiente gestión de la imagen corporativa

Gestión de clientes

La imagen que tu empresa muestra al exterior será clave para captar clientes, por ello es importante que no dejes en el olvido la gestión de la imagen corporativa de tu negocio, ya que de lo contrario es probable que con el paso del tiempo se vea perjudicada de manera negativa.

7 – Cambios constantes de plantilla

Que tus clientes mantengan una conexión con tus empleados es fundamental, algo que se complica si el personal de tu empresa está cambiando constantemente. Esto generará sentimiento de desconfianza, aumentando las posibilidades de que los clientes se marchen en busca de nuevas opciones.

 

Conclusión

En definitiva, la buena gestión de clientes es fundamental para el éxito de tu empresa, ayudándote a llegar a tus posibles clientes, captarlos y a fidelizarlos. Toma nota de estos posibles errores, así como de las medidas y precauciones necesarias para no cometerlos tú mismo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies